Lo más importante

Distrito Sudoeste: se consolida la experiencia de huertas medicinales en Centros de Salud

La trayectoria del Elena Bazet en materia de plantas de usos terapéuticos será el ejemplo a seguir para otros efectores públicos, según proyecto impulsado por los vecinos en el PP 2016
0 Comentarios
0 Comentarios

Desde el año 2008, el equipo de trabajo del Centro de Salud Elena Bazet del barrio San Francisco Solano (distrito Sudoeste) viene desarrollando la incorporación progresiva de tratamientos a partir de plantas medicinales elaboradas en su huerta propia, así como el desarrollo de talleres para democratizar dichos conocimientos. Ahora, el efector ubicado en calle Madre Cabrini 2717 A, que este año cumple una década de trabajo con la comunidad barrial, será el ejemplo a seguir para otros centros de salud de la jurisdicción, tal como lo proponen los propios vecinos a través de un proyecto del Presupuesto Participativo 2016 que será sometido a votación.

“En la experiencia de esta plaza pudimos abordar todos los aspectos que promovemos cuando, como Estado municipal, recuperamos un espacio público. Se trabajó con todos los actores relacionados a esta iniciativa, la vecinal, el Centro de Salud, los consejeros de Presupuesto Participativo, y como resultado de este esfuerzo en conjunto, rediseñamos el espacio, avanzamos en su apropiación con jornadas recreativas y sumamos un rol importante con el cuidado de la huerta”, comentó el arquitecto Juan Manuel Ferrer, coordinador del área de Desarrollo Urbano del Sudoeste.

A partir de obtener un espacio propio para la huerta, el Centro de Salud comenzó a brindar talleres abiertos a la comunidad con el objetivo de dar a conocer y compartir experiencias con vecinos y vecinas en los usos curativos de ciertas hierbas, promoviendo la autonomía y la fácil reproducción de esta práctica en los hogares de los vecinos, todo ello fundado en la recuperación de la memoria colectiva de los remedios caseros.

El romero no es sólo para dar sabor

“Muchos vecinos tienen las plantas en sus casas pero no saben que tienen propiedades medicinales. Todo el mundo usa el romero, pero no sabe que además de condimentar sirve para tratar hongos y problemas en las vías respiratorias”, señala Aliza Schenquer, odontóloga del efector.

Entre las recomendaciones más frecuentes que los profesionales del Elena Bazet dan a los vecinos se encuentran el uso del ambay como jarabe para la tos, la menta como antiséptico, la manzanilla como antiinflamatorio y digestivo y la caléndula amarilla para depurar el hígado.

Pero no sólo se utilizan las plantas para el área de clínica general; además, en lo que hace referencia a dolores bucales, también se recomienda el uso de la pasionaria como sedante, para la contracción de la mandíbula, la salvia blanca como anticoagulante y la menta como analgésico y paliativo del mal aliento, entre otras.

La huerta del Elena Bazet contiene plantas medicinales de la región, con el fin de aprovechar las condiciones climáticas y geográficas que favorecen el crecimiento de, por ejemplo, la lavanda, borraja, llantén y carqueja, entre otras.

La recomendación de una u otra hierba se hace teniendo en cuenta cada situación en particular, planteando una complementariedad entre las medicinas naturales y los medicamentos. Jorge Gallino, psicólogo perteneciente al equipo de trabajo del Bazet, decía al respecto del uso de medicinas naturales: “En realidad se trata de otro tipo de relación entre el ser humano y un ser vivo, gracias a las plantas podemos conservar la salud, pero eso es muy diferente en la enfermedad, ya que hay infecciones que necesariamente requieren de un medicamento preciso”. En este sentido, el efector público, como toda la red de atención primaria municipal, cuenta con una farmacia donde se entregan medicamentos de forma gratuita.

Además, con el objetivo de promover el uso de plantas medicinales, el Elena Bazet no solo brinda tratamientos específicos naturales sino que también impulsa cada viernes a las 10 un taller gratuito abierto a la comunidad sobre huerta medicinal y usos curativos de las plantas. No solo participan del curso vecinos del barrio, ya que también lo hacen estudiantes del último año de la facultad de Medicina como parte de la currícula de la carrera, así como alumnos de la escuela Etcheverría.

 

Fuente: rosarionoticias.gob.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo