Terminaron las vacaciones, pero ante la llegada del Día del niño los cines reaccionan. La cartelera para chicos, que ya tenía a Cars, Patoruzito 2, El ratón Pérez, Garfield 2 y Vecinos invasores, se amplía con la llegada, a partir de este jueves, de otras dos películas animadas, Jorge, el curioso y Monster house, la casa de los sustos. Además, se conocerá en la ciudad la comedia italiana Retrato de familia, el drama también italiano Domicilio privado y la polémica película Paraíso ahora.

 

La superproducción de la semana es Monster house, que en español se conoce además bajo el título de La casa de los sustos. Esta película, dirigida al público infantil, es de animación digital y tiene como prod uctores ejecutivos a Robert Zemeckis y Steven Spielberg. Como todos los proyectos del dúo, no es barata: costó cerca de 75 millones de dólares. Pese a todo, detrás de las cámaras hay un director casi desconocido: Gil Kenan. Muy al estilo de Tim Burton, según comentaron los críticos que ya la vieron, Monster house cuenta la historia de una casa misteriosa que esconde un secreto. La acción sucede en Halloween, la Noche de las Brujas que celebran los yanquis. Y los detectives que atenderán el caso son nada más y nada menos que tres chicos que no superan los doce años. Entre las voces famosas que participan en el film se destacan Steve Buscemi, Nick Cannon, Maggie Gyllenhall y Kathleen Turner. Llega en copias subtituladas y dobladas.

 

La otra para chicos se llama Jorge, el curioso. En este caso, los dibujitos son tradicionales, en dos dimensiones. El genio detrás del proyecto es el productor y director Ron Howard, ganador de premios Oscar por films como Una mente brillante y El luchador. Otro director sin demasiadas credenciales da vida al proyecto, Matthew O’Callaghan. En este caso, la historia está basada en los relatos de Margaret y Hans Augusto Rey, que llevan más de 30 millones de copias vendidas en todo el mundo. El film cuenta la conexión que surge entre Ted, un aventurero hombre de sombrero amarillo, y de un simpático mono llamado Jorge. Otra tanda de famosos aporta las voces: Will Ferrell, Drew Barrymore, Dick van Dyke y Eugene Levy. Pero habrá que esperar al DVD para escucharlos ya que las copias que llegan al país son todas dobladas. La música, imperdible, es de Jack Jonson.

 

También llega este jueves a los cines rosarinos la comedia italiana Retrato de familia. En esta propuesta, la historia se centra en Franca Malorni, una viuda romana que se siente muy sola cuando muere su esposo. Sus tres hijas ya están casadas y cada domingo, Franca quiere que la familia entera vaya a almorzar a su casa. La mujer convirtió a esa reunión casi una ley que pretende se respete siempre. Cree poder mantener unida a su familia con esa tradición, que sobrevive a pesar de la vida moderna. Pero los almuerzos domingueros están lejos de ser un momento pacífico: los rencores, las envidias y los resentimientos salen a la superficie cada vez que la familia se reúne.

 

Finalmente, llegan dos películas polémicas que instan al espectador a reflexionar. Por una parte, el drama italiano Domicilio privado. El film cuenta la historia de Mohamed, un profesor de literatura inglesa en Palestina,m quien vive en un pueblito junto a su esposa y sus cinco hijos. El problema es que su casa está ubicada a mitad de camino entre un pueblo palestino y un asentamiento judío, por lo que no tarda en convertirse en un punto estratégico y los israelíes deciden confiscarla. A pesar de que la casa esté invadida por soldados israelíes, Mohamed no quiere irse, se apoya en su creencia en la no violencia y decide convivir. Esta nueva vida, impregnada de miedo, rompe la unidad de la familia, ya que cada miembro reacciona de manera diferente.

 

La otra película controversial que desembarca en la ciudad es Paraíso ahora, polémico film nominado al Oscar que cuenta la historia de dos amigos palestinos que son reclutados para inmolarse en un atentado suicida en Tel Aviv. Aunque todo está planeado, surgen inconvenientes e imprevistos, por lo que los jóvenes deberán enfrentar su destino y convicciones para poder cumplir su última misión. Las críticas hacia este film se orientaron, más que nada, al hecho de que humaniza el tema de los hombres-bomba en momentos en que arden varios conflictos en Medio Oriente. La película fue rodada por el director Hany Abu-Assad íntegramente en la conflictiva ciudad de Nablus, en la Franja de Gaza. Es una coproducción palestina, holandesa, francesa y alemana.