Lo más importante

El Papa en Cuba: "No se sirve a ideas, se sirve a las personas"

Francisco encabezó este domingo una multitudinaria misa en la Plaza de la Revolución de La Habana. Asistieron el presidente cubano Raúl Castro y Cristina Kirchner. A bordo del papamóvil, el pontífice realizó un recorrido entre la multitud congregada en el lugar antes de la ceremonia religiosa. Luego se reunió con Fidel
     Comentarios
     Comentarios

El papa Francisco instó este domingo a los cubanos a servir "a las personas" y no a las "ideas" e insistió en que la importancia de las naciones se mide en cómo atienden a las necesidades de los más desfavorecidos. También se reunió con Fidel Castro.

El pontífice dijo en su homilía en una multitudinaria misa en la Plaza de la Revolución de La Habana, ciudad adonde llegó el sábado, que el pueblo cubano tiene "vocación de grandeza" y afirmó que debe cuidarla, pero especialmente mediante el servicio a los más frágiles, señala la agencia EFE.

"La importancia de un pueblo, de una nación, la importancia de una persona siempre se basa en cómo sirve a la fragilidad de sus hermanos", continuó el papa, que dedicó su homilía a recordar a los cristianos que "todos estamos invitados a hacernos cargo los unos de los otros por amor".

El papa defendió el concepto del "servicio" a los demás pero alertó contra la tentación de querer beneficiar "a los míos en nombre de lo nuestro", porque, señaló, eso puede generar una "dinámica de exclusión"

"El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas", continuó el pontífice en esta misa en la simbólica Plaza de la Revolución, donde también las oficiaron en sus precedentes visitas los papas Juan Pablo II (1998) y Benedicto XVI (2012).

Recordó que "el santo pueblo fiel de Dios que camina en Cuba es un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas" y agregó que también "tiene heridas pero que sabe estar con los brazos abiertos.

"Hoy los invito a que cuiden esa vocación, a que cuiden estos dones que Dios les ha regalado, pero especialmente quiero invitarlos a que cuiden y sirvan, de modo especial, a la fragilidad de sus hermanos", dijo.

"No los descuiden por proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado", advirtió el papa en la ceremonia, a la que asistió el presidente cubano, Raúl Castro, y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

"Servir significa, en gran parte, cuidar la fragilidad. Cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo", dijo el papa.

El pontífice celebró la eucaristía ante miles de cubanos que lo esperaban desde primeras horas de la mañana y entre quienes circuló para saludarlos más de cerca a bordo de un papamóvil abierto de fabricación cubana.  

Francisco pronunció su homilía desde un gran estado ubicado delante del Teatro Nacional de Cuba, flanqueado en los laterales por la icónica efigie del Che Guevara, a su izquierda, y por el gran monumento al prócer independentista cubano José Martí, a la derecha. 

En el primer acto multitudinario del sumo pontífice en su viaje a Cuba se volvieron a escuchar referencias al proceso de acercamiento con Estados Unidos, que tanto debe a la mediación del Vaticano.

Encuentro cumbre

Luego de la misa, Francisco visitó al mediodía al ex presidente cubano Fidel Castro en su residencia, en un encuentro que duró 40 minutos y en el que ambos intercambiaron libros, informó el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

Luego de la misa papal, Francisco se dirigió "con un grupo muy reducido" de colaboradores hacia la residencia del histórico líder de la revolución cubana, quien recibió a Francisco junto a su esposa, hijos y nietos, informa Télam.

Francisco, según detallaron, llevó seis libros sobre diferentes temas referidos a la religión; en tanto Fidel le obsequió al sumo pontífice el libro de Frei Betto, "Fidel y la religión",

"El papa Francisco preparó algunos libros como presente al comandante, entre ellos dos de Alessandro Pronzato, un escritor sacerdote italiano experto en la catequesis, en la divulgación teológica, que escribió muchos libros traducidos en español", detalló Lombardi.

En cuanto a la charla, detalló que ambos se refirieron a la problemática mundial y el medio ambiente, entre otros temas, al tiempo que Lombardi trazó un paralelismo entre el encuentro de Fidel con el anterior papa, Benedicto, en el cual "el comandante preguntó al papa sobre las grandes cuestiones del mundo de hoy y mañana".

Según señalaron en el libro de Frei Betto entregado al papa, Fidel escribió la siguiente dedicatoria: "En ocasión de su fraternal visita a Cuba, con admiración y respeto del pueblo cubano. Fidel ".

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Te puede interesar

Segui Leyendo