Se despejó bastante el cielo este lunes a media mañana, dejando atrás un gris fuerte que amenazaba con lluvias. A pesar de haberse limpiado, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantenía el pronóstico de mal tiempo.

Cerca de las 9.30, las nubes se fueron dejando sólo algunos blancos. Incluso, el sol se mostraba a pleno y calentaba. Pero, más allá de este cambio, el SMN no cambió su informe matinal que advertía sobre tormentas en esta mañana.

Hacia la tarde, se prevé un "mejoramiento", con vientos del este. Y en cuanto al termómetro se prevé una temperatura máxima de 27 grados.

Más información

Segunda tormenta en pocos días que se hace sentir en Rosario