¿Quién se negaría a la posibilidad de tener banda ancha sin tener que pagar un peso? La pregunta, que acelera el corazón de más de un fanático de las computadoras, lleva inevitablemente a otras dudas: ¿A qué proveedor de internet se le ocurriría ofrecerlo, cuál sería su ganancia?

 

De confirmarse, la noticia que se filtró en la web promete remover las aguas virtuales. La empresa de Internet AOL, con sede en los Estados Unidos, estaría considerando la posibilidad de brindar el servicio de Internet de banda ancha en forma gratuita como una original estrategia para focalizar sus ingresos por la venta de publicidades.

 

De esta manera, la compañía estaría perdiendo cerca de 2 mil millones de dólares anuales en concepto de subscripciones, pero espera atraer a su servicio de banda ancha patrocinado a más de 8 millones de usuarios (sólo en los Estados Unidos).

 

Sería una jugada decisiva y bastante arriesgada para la compañía, que hoy ya posee un alto número de abonados, pero que está perdiendo varios de ellos a mano de competidores que ofrecen ADSL y cablemodem a precios más bajos.