Lo más importante

Guía para el diagnóstico y tratamiento de la EPOC

Este material, elaborado por expertos nacionales, instituciones científicas y universidades, colaborará en la formación de los equipos de salud para mejorar la detección temprana y el tratamiento oportuno de la enfermedad que en Argentina afecta al 4,3 de la población
0 Comentarios
0 Comentarios

La cartera sanitaria nacional presentó la Guía de Práctica Clínica Nacional para el Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una herramienta desarrollada por expertos nacionales, instituciones científicas y universidades, basada en la evidencia científica nacional e internacional para el abordaje de esta enfermedad y la mejor adherencia a los tratamientos.

La EPOC es una enfermedad subdiagnosticada y potencialmente mortal que altera la respiración normal y no es totalmente reversible. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 3 millones de personas al año mueren por esta causa, representando un 5 por ciento de la mortalidad total. En nuestro país, estimaciones de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) de 2013, muestran una prevalencia de la EPOC del 4,3 por ciento de la población. Asimismo, en Argentina, se producen más de 5 mil muertes anuales por esta causa.

"Desde el Estado Nacional trabajamos constantemente para mejorar los servicios de salud y la atención a la población, esta Guía de Práctica Clínica, como el curso virtual de espirometría, son herramientas para fortalecer las capacidades de los equipos de salud", comentó Homero Giles, subsecretario de Prevención y Control de Riesgos de la cartera sanitaria nacional.

El funcionario además informó que "se prevé una importante inversión en espirómetros para los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y medicamentos recomendados para tratar estas enfermedades, los cuales se incluirán a los que ya se entregan a través del botiquín del Programa REMEDIAR, asegurando el acceso al mejor tratamiento en el sector público".

A través del Proyecto de Protección de la Población Vulnerable Contra las Enfermedades No Transmisibles, la cartera sanitaria nacional fortalecerá la atención primaria ampliando su alcance y mejorando sus capacidades para optimar la atención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades no transmisibles entre las que se encuentran las respiratorias crónicas como la EPOC. Para ello se adquirirán espirómetros por 41 millones de pesos que se entregarán en CAPS de todo el país y se incluirán medicamentos recomendados en el botiquín para el tratamiento de estas enfermedades por 422 millones de pesos.

La relación entre la EPOC y el tabaquismo

Habitualmente confundida por "la tos del fumador", la EPOC altera de manera progresiva la capacidad respiratoria hasta convertirse en potencialmente mortal. Esta afección está mayormente asociada al consumo de tabaco, por lo que la medida preventiva más eficaz es dejar de fumar y evitar la exposición al humo de tabaco ajeno.

En este sentido, Giles sostuvo que "las políticas sanitarias en control de tabaco que llevamos adelante están demostrando efectividad, ya que se redujo casi en un millón la cantidad de fumadores en la última década y sigue disminuyendo la exposición al humo de tabaco ajeno, no solo en los lugares públicos como indica la ley, sino también en los ambientes privados como el hogar y el auto", subrayó.

Datos de la Tercera Encuesta de Factores de Riesgo realizada en 2013 muestran que la exposición al humo de tabaco ajeno decreció, pasando de 42,8 por ciento en 2005 al 36,3 por ciento en 2013.

"Con esta reducción del consumo y la exposición, la perspectiva es que la incidencia de las EPOC vaya en disminución", apuntó Jonatan Konfino, director nacional de Enfermedades y Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación, tras indicar que "las estadísticas de mortalidad están marcando hoy las consecuencias de la falta de control sanitario que había hace más de tres décadas en las publicidades de cigarrillos, además de la carencia de medidas para combatir el tabaquismo".

La mortalidad por EPOC se da principalmente en personas mayores de 65 años (28,5 por ciento de defunciones), aunque es significativa la incidencia entre 40 y 64 años (17 por ciento de defunciones). Estas enfermedades son además una causa importante de internaciones hospitalarias, se calcula que suman alrededor de 26.000 al año. En mujeres, la incidencia fue en ascenso en las últimas dos décadas, lo que marca su ingreso tardío al hábito de fumar.

Los síntomas de EPOC pueden ser más severos en la mujer que en el hombre, ya que en ellas la enfermedad produce mayor disnea (dificultad para respirar), ansiedad, depresión, peor calidad de vida y mayor frecuencia de exacerbaciones, esto se debe a que los pulmones de las mujeres son más pequeños, lo que a igual cantidad de cigarrillos fumados que los hombres, tienen un impacto mayor sobre su función pulmonar.

"Estas enfermedades se producen debido a una limitación progresiva de la capacidad respiratoria, que se manifiesta clínicamente por síntomas obstructivos como tos, expectoración, silbidos, dificultad para respirar y mayor riesgo de sufrir infecciones", puntualizó Konfino.

El Ministerio de Salud de la Nación cuenta con una línea gratuita (0800-999-3040) que brinda asesoramiento para aquellas personas que quieren dejar de fumar. Funciona todos los días del año y, además, ofrece un listado con más de 400 servicios públicos y privados existentes en el país para abandonar esta adicción www.msal.gob.ar/tabaco. La Guía de Práctica Clínica Nacional para la Detección y tratamiento de la EPOC, como también la Guía de Práctica Clínica Nacional para el Tratamiento del Tabaquismo, están disponibles en www.msal.gov.ar/ent.

Fuente: msal.gov.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo