Lo más importante

Investigan a policías por cobrar y prestar a medias sus servicios

Se trata de un oficial principal y una decena de subalternos, quienes habrían defraudado a la adminsitración pública a través de las horas extras. Un antecedente tuvo lugar en mayo, en el Hospital Roque Sáenz Peña

0 Comentarios
0 Comentarios

Una investigación intenta determinar si un grupo de policías defraudaron a la administración pública al cobrar horas que no trabajaban en su totalidad o bien, lo hacían de forma irregular. En este marco, se concretaron tres allanamientos. Un caso similar tuvo lugar en mayo pasado y el lugar en cuestión fue el Hospital Roque Sáenz Peña.

El periodista Hernán Funes informó en el programa Radiópolis de Radio 2, que un subjefe policial y una decena de subalternos son investigados por fraude a la administración pública al orden de servicio de policía excepcional (ospe), popularmente conocido como “horas extras”.

Según indicó, en el marco de una causa judicial, en los últimos días allanaron tres puntos: en Jefatura las oficinas del Cuerpo de Guardia de Infantería, donde prestaba servicios el principal investigado, como así también su nuevo destino, que es la Unidad Especial de Seguridad Rural (es subjefe), y su casa. Secuestraron carpetas, documentos y otras pruebas.

Los procedimientos fueron realizados por la Dirección Provincial de Asuntos Internos, parte de la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad.

La investigación se inició con un llamado anónimo al 0800-444-3583. En principio, constataron una situación irregular. Es decir, que estos efectivos cobraban horas extras que en realidad no se realizaban o se hacían a medias.

Un ejemplo concreto tiene como escenario a la empresa Dreyfus, multinacional exportadora de granos y aceites. De acuerdo a lo que trascendió, tendría contratados a 10 policías para servicio adicional y sólo iban 2, pero se les habría pagado por 10. En tanto, a los dos que efectivamente hacían el trabajo, el subjefe les habría pedido el 50 por ciento de las horas cobradas. Entre otras cosas, las habrían hecho superpuestas con horas de servicio ordinario. A los otros 8, que sólo prestaban el nombre para cobrar, se estima que les habría exigido el 75 por ciento.

Funes consideró que al ser sistemático, algo que se repite en varios lugares y es permanente en el tiempo, la imputación podría terminar algo más que en fraude y alcanzar una asociación ilícita.

Por otra parte, recordó que en mayo pasado se concretó una investigación similar. En esta oportunidad, nueve policías fueron investigados por posible defraudación al fisco provincial luego de ser denunciados por cobrar por servicios de seguridad en el Hospital Roque Sáenz Peña, que no habrían realizado.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo