Juicio a un cine por sacarle un chocolate a un niño

Padres de un chico de 10 años demandaron por “maltrato” a un complejo de zona norte. Hace tres años lo requisaron en la fila para ver una película. Le sacaron una golosina, lo llamaron “mentiroso” y se lo devolvieron aplastado, según acusaron

     Comentarios
     Comentarios

Los padres de un niño demandaron por “maltrato” a la empresa a cargo de los cines del complejo ubicado en el shopping de zona norte. Según señalan, hace tres años una empleada obligó a su hijo a vaciar sus bolsillos cuando hacía la cola para ingresar a una de las salas, para saber si llevaba consigo alguna golosina comprada afuera del predio. Encontraron un chocolate que el nene guardaba y se lo sacaron tras llamarlo “mentiroso”.

El abogado de la familia querellante Marcelo Cosodoy aseguró a Telenoche (El Tres) y Radio 2 que los papás del chico de 10 años buscaron desde un principio un resarcimiento para su hijo pero no obtuvieron respuestas del cine. Además, de acuerdo a lo que sostuvieron en la acción judicial, sufrió un severo maltrato de parte de una mujer que cortaba las entradas.

“El hecho aconteció en julio de 2014. A la fecha se hicieron cantidad de actividades extra judiciales con reclamos en la Secretaría de Comercio sin solución, con una actitud renuente de la reclamada. A posteriori y como exige la normativa vigente, hubo que iniciar una mediación judicial obligatoria. Si bien concurrieron los representantes de los cines no tuvieron una actitud de resolver la situación por lo que los papás tomaron la decisión, con la cobertura de la ley del consumidor, de iniciar acciones. Esto sin conocer que una concejala (Norma López) había presentado un proyecto para poder adquirir golosinas fuera del lugar (cine)”, sostuvo el letrado.

El chico tenía 10 años cuando concurrió al cine con unos cinco o seis amigos, relató el abogado. “Adquieren entradas, se ponen en la cola y cuando les toca el turno la mujer que corta las entradas lo para y le dice: «Qué tenes en los bolsillos»”, dijo Cosodoy y describió cómo le hizo vaciar sus bolsillos, donde tenía billetera, celular y pañuelo.

Cuando finalmente dio con el chocolate en un bolsillo trasero, la empleada lo acusó -“a mi no me gustan los chicos mentirosos”- y le quitó la golosina porque no había sido comprada dentro del complejo. A la salida de la película, el chico reclamó su chocolate y la mujer se lo devolvió pero aplastado adrede.

“La familia buscó siempre que por parte del cine tuvieran un contacto. El día después de esto concurre el padre personalmente al lugar para que le dejan ver las filmaciones y que le den el nombre de la mujer que tuvo esa actitud. No se los dan y pide papel para dejar asentado el reclamo. La lógica indica que deberían haberlo llamado”, señaló el abogado.

La demanda se hizo entonces ante la Justicia Civil y Comerical de Rosario por maltrato contemplada en la ley del consumidor. “Se reclama en parte el trato correcto establecido por ley, trato digno artículo 8 bis de la ley 24.240, y además no es que encontraron al chico en un kiosco con un chocolate en el bolsillo sino que se le exige que vacíe los bolsillos en la cola de un cine”, añadió.

Hubiera alcanzado un gesto del cine (obsequios de entradas y pororó para otra película, por ejemplo) pero la falta de respuestas incrementó la indiganción de la familia. “Son casos que tienen que llevar a las empresas a repensar el trato con los consumidores”, resumió Cosodoy.

 

Comentarios