Lo más importante

La Corte Suprema reconoció el derecho de todo paciente a decidir su muerte digna

La Corte garantizó que se respete la voluntad de un paciente para que se suspendan las medidas que desde hace 20 años prolongan artificialmente su vida, un "caso único" en la jurisprudencia nacional
0 Comentarios
0 Comentarios

La Corte Suprema de Justicia de la Nación garantizó que se respete la voluntad de un paciente -cuyas iniciales son M.A.D y su nombre completo se resguardó por razones de privacidad- para que se suspendan las medidas que desde hace más de 20 años prolongan artificialmente su vida, un "caso único" en la jurisprudencia nacional, destacaron fuentes judiciales.

En cuanto a la implementación de la resolución, la Corte remarcó la importancia de que, al hacer efectiva la voluntad de M.A.D. y proceder al retiro de las medidas de soporte vital, "se adopten todos los recaudos necesarios para el adecuado control y alivio de un eventual sufrimiento del paciente".

La Corte confirmó la decisión tomada por el Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Neuquén, ante la demanda promovida por las hermanas del paciente.

Como consecuencia de un accidente automovilístico, el paciente se encuentra postrado desde 1995, con una grave secuela con destrucción del lóbulo frontal y severas lesiones en los lóbulos temporales y occipitales.

Según constancias del expediente, M.A.D. "desde hace 20 años no habla, no muestra respuestas gestuales o verbales, no vocaliza ni gesticula ante estímulos verbales o visuales" y "carece de conciencia del medio que lo rodea, de capacidad para elaborar una comunicación, comprensión o expresión a través de lenguaje alguno".

El paciente "necesita atención permanente para satisfacer sus necesidades básicas y es alimentado por una sonda conectada a su intestino delgado", indicó.

Para resolver la cuestión, la Corte encomendó estudios a la Fundación Favaloro, los que corroboraron el carácter "irreversible" e "incurable" del paciente.

Si bien M.A.D. no había brindado ninguna instrucción formalizada por escrito respecto qué conducta médica debía adoptarse en una situación como la que se encuentra en la actualidad, la Corte ponderó los testimonios de las hermanas del paciente, quienes manifestaron conocer su voluntad.

Las parientes manifestaron, bajo declaración jurada, que la voluntad de su hermano era suspender las medidas artificiales que lo mantienen vivo.

En tal sentido "solicitaron la suspensión de las medidas de soporte vital que se le vienen suministrando desde hace dos décadas", consignó el fallo de la Corte.

"Es indiscutible que M.A.D. es una persona en sentido pleno, que sus derechos fundamentales deben ser protegidos sin discriminación alguna y que, por ello, goza del derecho a la plena autodeterminación de decidir tanto de recibir las necesarias prestaciones como también cesar su tratamiento médico", sostuvo la Corte.

"A ningún otro poder del Estado, institución o persona distinta de M.A.D. le corresponde decidir si su vida, tal como hoy transcurre, merece ser vivida", agregó.

El máximo tribunal, con la firma de su presidente, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Elena Highton y Juan Carlos Maqueda, aclaró que el presente no es un caso de eutanasia.

"En los casos de la eutanasia hay que actuar para interrumpir la vida, en el resulto por la Corte hay 'abstención terapéutica'", explicaron las fuentes vinculadas al máximo tribunal.

Las fuentes señalaron que el del M.A.D., con sus características, es "un caso único" en la jurisprudencia nacional y con un solo antecedente a nivel mundial, correspondiente al expediente "Lambert vs. Francia".

Fuente: telam.com.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo