El volante alemán Torsten Frings fue finalmente sancionado por los incidentes tras el partido ante Argentina, y no podrá estar ante Italia el martes por las semifinales del Mundial. La Comisión de Disciplina de la FIFA, que mantenía en suspenso la decisión que recaería sobre el jugador, comprobó que éste agredió a Julio Cruz durante los incidentes desatados tras la definición por penales que marginó del torneo al equipo de José Pekerman.De esta manera, el mediocampista del seleccionado local se perderá el choque por un lugar en la final de la Copa ante los italianos, el martes en Dortmund, pero podrá hacer su regreso en la final o el en el partido por el tercer puesto, de acuerdo a la suerte que corran los alemanes.Tras finalizar el sábado la definición por penales entre Argentina y Alemania, algunos jugadores de ambos equipos se pelearon en la cancha. Por estos hechos fue expulsado, en ese mismo momento, Leonardo Cufré. Maxi Rodríguez es otro de los investigados, sospechado de pegarle al alemán Schweinsteiger. Por su parte, el manager alemán Oliver Bierhoff estaba señalado como otro participante, pero finalmente la Fifa decidió eximirlo de responsabilidades.