La Granja de la Infancia

De martes a viernes, de 9 a 17. Y los sábados, domingos y feriados, de 10 a 18. En Av. Presidente Perón al 8000
     Comentarios
     Comentarios

Un territorio de encuentro y convivencia para cultivar una poética de la calidad de vida. Un paseo en la ciudad donde llenarse de verde, correr, saltar y trepar. Escuchar con el cuerpo, asombrarse, ser parte de la naturaleza y sus sucesos. Descubrir recorridos, sueños y visiones del mundo. Transitar para hacer propio el espacio, jugar e imaginar lo que vendrá.

El Paisaje: Un espacio sin caminos: la estrategia es la sorpresa. Caminar para descubrir árboles que son casas, lomas, puentes y un blanco laberinto cerca del estanque. Escuchar el agua y la danza del cuerpo.

Entre los álamos el viento baila en remolinos. El viejo bosque habla el idioma de las estaciones, un tiempo redondo que cruje en las hojas y pinta las flores.

Una Granja donde todo palpita, produce vida, alimenta confianza.

Mundos dentro de otros mundos con animales y cascadas, con música y senderos llenos de rondas, rituales y raíces.

Laboratorio de Curiosidades: lupas, microscopios y fórmulas para experimentar con la geometría de la naturaleza, descubrir aromas, texturas y colores invisibles. La ciencia como forma de imaginar el universo, hacerlo posible, inventarlo en ese acto.

Dulcería y horno de pan: aromas y sabores de la infancia, los alimentos y su elaboración artesanal. El amasado como forma ritual de cooperación y compañía.

Cuentos y susurros: una biblioteca de las maravillas. Juegos con letras, relatos y libros fantásticos. Palabras en movimiento, historias con sonidos y voces susurradas.

Un viaje infinito al universo de la literatura.

Hacer nacer: vivero, huerta orgánica y jardín de mariposas. Regar, sembrar, cosechar, desmalezar y trabajar la tierra. Ser parte de la naturaleza y sus sucesos.

Bosque de papel: explorar el territorio para descubrir materialidades y crear nuevas formas. Salir para volver a entrar, jugar entre el adentro y el afuera, ir de la casa al bosque y volver al encuentro con otros, al color de la madera y a las ventanas bien abiertas para construir y diseñar juntos.

Figuras geométricas y colores planos para componer siluetas, juegos de encastre, telares y tejidos colectivos.

El anfiteatro: bajo el sol y las estrellas un intersticio, un ida y vuelta, un punto de encuentro. Debates, música, reuniones, teatro y momentos para compartir entre chicos y grandes.

Teléfono: (0341) 4807848

triptico@rosario.gob.ar

Comentarios