La Justicia dispuso este viernes la quiebra de la refinería Oil Combustibles, perteneciente al Grupo Indalo, propiedad del detenido empresario Cristóbal López. La medida fue tomada por el juez comercial Javier Cosentino e indica que se dará "continuación de la explotación" de la petrolera por 30 días “para evitar riesgos ambientales y garantizar fuentes de trabajo”, tal como anticipó en Radio 2 la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani.

Según informó Télam, la resolución fue adoptada por el juez un día después de que visitara la planta de la petrolera en San Lorenzo. En ese momento había anticipado a los trabajadores que "en los próximos días" dictaría la quiebra de Oil Combustibles "con continuidad productiva".

Además, según consignó el secretario legal del sindicato de Petroleros Unidos de la localidad de San Lorenzo, Héctor Brizuela, Cosentino aseguró que había "tres firmas interesadas" en hacerse cargo de la compañía, y que estaba "garantizado el pago de los haberes de mayo y eventuales indemnizaciones".

"Por lo que comentó el juez, hay tres empresas interesadas en hacerse cargo de Oil, que tendrán que presentar los planes de producción para la continuidad, y eso podría llevar unos 30 días más a partir de que se dicte la quiebra", indicó el dirigente sindical, quien señaló que, entre las interesadas, el magistrado mencionó a YPF y a la holandesa Trafigura.

La ministra de Producción provincial Alicia Ciciliani expresó el jueves en el programa Radiópolis (Radio 2) que el proceso de quiebra de Oil Combustibles no debía "alarmar", ya que a su entender "podría facilitar la compra o traslado a nuevas empresas".

Más información

Oil Combustibles: quiebra “con continuidad” para facilitar la venta