Lo más importante

La mano que mece la Qunita: para Ocaña la licitación fue “digitada”

Denunció que el plan del gobierno nacional le facilitó a un empresa un contrato de $903 millones de pesos, un 15.000.000% más que los 6 mil pesos que facturó el año pasado. “Hay sobreprecios que permitirían comprar el doble de kis para bebés y mamás”, acusó

 

     Comentarios
     Comentarios

María Graciela Ocaña denunció que a través del programa Qunita, la firma Fasano SRL, que en 2014 facturó sólo 6 mil pesos, pasará a ser una de las empresas de mayor facturación en su rubro: $903 millones de pesos. La legisladora porteña considera que se trató de una licitación “digitada” y también acusó “sobreprecios” y un “negociado de funcionarios”.

En diálogo con el programa Radiópolis que conduce Roberto Caferra en Radio 2, la ex ministra de Salud de la Nación brindó precisiones acerca de a denuncia penal que presentó –y cayó en manos del juez Claudio Bonadío– en la que señala que el Plan Qunita le habría permitido a un empresa un contrato de $903 millones de pesos, un 15.000.000% más que los 6 mil pesos que facturó el año pasado.

El ministerio de Salud llevó adelante la licitación pública 04/2015 (expediente N° 2002-713/15-7), para obtener 140 mil “kits para recién nacidos”, por 1.100 millones de pesos. Seis empresas resultaron adjudicatarias, entre las que se encuentra la firma Fasano SRL, una firma que en 2014 facturó sólo 6 mil pesos y ahora pasará a ser una de las empresas de mayor facturación en su rubro.

La legisladora porteña basó su denuncia en una investigación del blog Eliminando Variables, donde revelan que Fasano SRL logró crecer un 15.000.000% de un año para el otro gracias a la licitación, algo que según indican “no tiene precedentes dentro de la historia del capitalismo”.

“Con los sobreprecios se podrían comprar más de estos kits y llegar a todos los chicos que nacen en Argentina”, evaluó. Para Ocaña la licitación como fue construída está dirigida a ciertas empresas y ninguna de ellas cumple con el objeto social. “Todas ellas son de La Plata y las empresas que desecharon de la licitación son las que tenían una especialidad que tenían que ver con ese rubro”, agregó.

Según denunció, la firma fue adjudicada con un total de $902.750.000 pesos, el 82.27% de los $1.097.259.250, que involucra el acuerdo total, a diferencia de las otras cinco empresas, quienes obtuvieron porcentajes más pequeños: Delta Obras y Proyectos SA obtuvo $29.991.000 pesos, – el equivalente al 2.73%–, Compañía Comercial Narciso SRL unos 29.760.500 pesos – el 2.71%–, Grupo Diela SRL obtiene $39.780.000 pesos –un 3.62%–, Dromotech SA se quedó con $49.984.000 –el 4.55%– y Fibromad SA completa el listado con $44.993.750 pesos– con un 4.10%–.

Según Eliminando Variables, no se requirieron precios a los fabricantes locales para luego armar los kits con asistencia de otra empresa o cooperativa. En lugar de eso, se optó por contratar intermediarios para que realicen el negocio de conseguir los materiales para armarlos.

Allí, destacan que la firma Fasano SRL, que según el balance presentado ante el SIPRO tuvo ventas de sólo 6 mil pesos, de acuerdo con el contador firmante Roque Fernando Milanesi. Ese mismo balance, muestra un pasivo corriente de $3.433.976.

“Estamos trabajando en encontrar los antecentes pero al no tener acceso a las ofertas nos limita mucho. Nos presentamos a la Justicia para que con esta información podamos sacar conclusiones de cómo se digitó la licitación”, indicó y agregó: “Sabemos que no venden ni indumentaria ni juguetes de bebés. Es una licitación dirigida con sobreprecios y que implica que detrás de una buena política pública puede haber un gran negocio de funcionarios”.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo