La solución del dolor menstrual en el bolsillo

Crearon un dispositivo que alivia el padecimiento de las mujeres durante su período. Fue desarrollado por una empresa israelí y se estima que tendrá un valor de 149 dólares. ¿Cómo funciona?

     Comentarios
     Comentarios

La tecnología aplicada a la mujer y a su padecimiento durante la menstruación. Una empresa presentó un dispositivo que permite aliviar el dolor que causa el período en las mujeres, algunos muy intensos al punto que impiden desarrollar una vida normal durante esos días.

El sitio Infobae.com publicó que equipo de investigadores israelíes presentó a Livia, un dispositivo con dos electrodos, del tamaño de un iPod nano pequeño, que se sujeta al cinturón o se guarda en el bolsillo.

Para sus inventores, el director general Chen Nachum y su padre, el Dr. Zvi Nachum, "el sistema ofrece un alivio inmediato de los cólicos, y tiene una duración de hasta 15 horas con una sola carga, mucho más tiempo de lo que duran las pastillas contra el dolor".

El sistema está basado en la estimulación transcutánea nerviosa (TENS, en inglés), conocido como "teoría de control del ingreso".

Funcionamiento

La mujer debe colocar el dispositivo compuesto por almohadillas de gel y dos electrodos, en las zonas donde siente más dolor. Mediante la generación de pulsos eléctricos, se mantiene "ocupado" al sistema nervioso, lo que permite bloquear la transmisión del estímulo doloroso al cerebro.

Cuando se presenta un dolor, la usuaria enciende el sistema y unos pocos minutos más tarde –afirmaron desde la compañía- el dolor desaparece. El dispositivo cuenta con dos botones para regular la intensidad de las descargas y produce "unas vibraciones suaves".

"Con Livia, las mujeres de todo el mundo pueden tener un período más cómodo. Sobre todo para las personas que buscan en alternativas holísticas en alimentos, medicinas y otras industrias, éste es un paso natural con el fin de obtener alivio del dolor menstrual", comentó el CEO de Livia, Chen Nachum.

Por su parte, el profesor Kaplan Bari, del Centro Médico Rabin y la Facultad de Medicina de la Universidad de Tel Aviv, dijo que "más del 50% de las mujeres sufren de calambres menstruales primarios, para los que toman grandes cantidades de analgésicos. El dispositivo utiliza un método de alivio del dolor que no implica el uso de drogas y que busca cerrar las puertas de ingreso del dolor''.

Kaplan estuvo a cargo de los ensayos clínicos, realizados con 163 mujeres de todas las edades y comentó que en los casos de mayor intensidad "ofrece un alivio significativo, reduciendo el dolor en torno a un 80% e incluso puede ayudar a mujeres con endometriosis".

El desarrollo fue posible, en gran parte, gracias a los aportes de las personas en la plataforma de financiamiento colectivo Indiegogo. Si bien todavía no se encuentra en el mercado, se especula que cuando salga su valor de venta rondará los 149 dólares.

Comentarios