Primero la queja, después el piquete, más tarde la presentación judicial y, si nada funciona, entonces el sabotaje. Ese parece ser el camino que transitan los ambientalistas entrerrianos, quienes en una reuniín realizada en Gualeguaychú evaluaron la posibilidad de boicotear a las papeleras que se quieren instalar en la localidad uruguaya de Fray Bentos si el tribunal de La Haya no ordena la suspensión de las obras. Como es lógico, en Montevideo cundió el pánico. Dos de los dirigentes más destacados de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú advirtieron que si el tribunal de La Haya no suspende las obras de las papeleras uruguayas van a tener que actuar ellos mismos y señalaron que se analizan medidas de fuerza "secretas" en el marco de esa lucha. El dirigente Juan Veronesi reiteró que la entidad está decidida a evitar que se instalen las papeleras en Fray Bentos. "Si no lo hace La Haya, lo vamos a tener que hacer nosotros", enfatizó, en relación con la eventual paralización de las obras.La afirmación fue formulada anoche durante una nueva reunión de la Asamblea en el Teatro Gualeguaychú, según señala el diario Infobae.Durante el encuentro, los oradores dejaron en claro que los ambientalistas continuarán rechazando la instalación de Botnia y Ence sobre el río Uruguay, más allá de lo que resuelva la Corte Internacional respecto del planteo formulado por la Argentina.