La utilización de animales para reforzar las terapias de personas discapacitadas tiene innumerables antecedentes históricos. Los griegos ya utilizaban perros para dar paseos con personas que padecían enfermedades incurables con el fin de levantar su autoestima.

El mismo Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, gozaba de la compañía de sus perros durante las sesiones con sus pacientes. El perro deambulaba por el consultorio y el paciente era libre de interactuar con él si así lo deseaba. En países como Estados Unidos, México, Canadá, Chile, Alemania, Australia, Bélgica, Italia e Irlanda, la aplicación de estos programas es de uso cotidiano.

En nuestra zona, el grupo Adap (Actividades para Personas con Discapacidad Asistidas por Perros) trabaja en el camping municipal Granadero Baigorria asistiendo a personas con discapacidad mental, sensorial y / o motriz, pacientes con trastornos emocionales y de la tercera edad y enfermos terminales. Organizan actividades recreativas en geriátricos y colaboran en tratamientos de rehabilitación.

“Nuestra visión está centrada en el sujeto que tiene una enfermedad diagnosticada por los médicos –dice Francisco Dormisch, adiestrador de los animales– pero que por ello no deja de ser persona y necesita que se la estimule para que alcance el máximo de sus potencialidades”. Actualmente asisten con continuidad a un grupo de 14 chicos con diferentes discapacidades físicas y mentales, algunos de ellos subvencionados por la Municipalidad de Granadero Baigorria por pertenecer a familias de escasos recursos.

El tratamiento lo llevan adelante un grupo de profesionales conformado por una psicóloga, una médica veterinaria, un auxiliar de pista, una profesora de educación primaria común y especial y un adiestrador canino porque los principales “coterapeutas” son los perros: dos Labradores, un Golden y un Bretón. “Ellos hacen de nexo entre el paciente y nosotros –explica Dormisch– y es increíble la ayuda que los animales adiestrados brindan a los chicos. Con ellos mejoran su comunicación no verbal, su tonicidad muscular, su movilidad, en síntesis su calidad de vida”

E-mail: [email protected]