Murió a los 48 años, su familia donó sus órganos y envió un mensaje para "dar vida"

La mujer, hijos y el hermano de Miguel Ieronimo, que sufrió muerte cerebral, aseguraron que aún dentro de la tragedia se pueden "honrar la vida y ayudar al otro". Este sábado se realizó una ablación múltiple en el sanatorio Parque de corazón, riñones e hígado que pueden salvar a cuatro personas. Uno de los pacientes estaba en el mismo centro de salud y hubo un emotivo encuentro de las familias

     Comentarios
     Comentarios

La familia de Miguel Ieronimo decidió apostar a la vida aún en medio de la tragedia que supone la pérdida del hombre de 48 años, padre de dos adolescentes, donó sus órganos y comunicó su decisión como un mensaje para toda la sociedad. 

La ablación múltiple se realizó este sábado desde las 9 y hasta las 14.30 en el sanatorio Parque de Rosario. Se rescataron corazón, riñones para dos personas e hígado; además de córnea, huesos y tendones que quedan en el banco de donantes.

Algunos órganos fueron destinados a personas que están en la lista de emergencia nacional, en Buenos Aires y Mendoza. Familiares y amigos acompañaron en la puerta del Centro de Emergencias Rosario, en Alvear al 800. 

El momento más emotivo fue cuando la esposa de un paciente destinatario de uno de esos órganos, también internado en el Parque, salió a agradecerles. "Fue impresionante lo que ocurrió. La grandeza y la fuerza de Claudia (la mujer de Ieronimo) y sus hijos que nunca dudaron y enseguida firmaron los papeles para donar todos los órganos", contó Cecilia, una amiga de la familia que acompañó todo el proceso, a Rosario3.com. 

Miguel Ieronimo había sido internado el 8 de diciembre pasado por una descompensación y sufrió muerte cerebral este viernes a la madrugada. Era una persona saludable y deportista: participaba junto a su mujer del equipo de Running del Club Atlético Provincial. Tenía dos hijos, un chico de 16 y una nena 13. 

Cristian, el hermano de Miguel, y Claudia Ruarte, su esposa, aseguraron a El Tres en la puerta del sanatorio que a pesar del dolor es importante dar un mensaje que "se puede donar vida y ayudar al otro". 

Destacaron que todo ocurrió en una fecha tan sensible como las fiestas de fin de año y que era importante "honrar la vida como Miguel hacía".

La ablación múltiple -que es poco habitual- y el operativo de traslado de órganos se había programado para el viernes a la noche pero por la tormenta  se pospuso para este sábado a la mañana. Llegaron aviones sanitorios de Buenos Aires y Mendoza. 

Familiares y amigos en la puerta del sanatorio, durante la ablación este sábado.
Familiares y amigos en la puerta del sanatorio (Rosario3.com).

El corazón viajó hacia esa provincia cuyana. Los pulmones iban a ir hacia Buenos Aires pero se detectó que tenían agua y  eso complicó el procedimiento. Los riñones fueron para Santa Fe y uno en Rosario. Y el hígado quedó para un paciente del Parque, según contaron amigos y familiares para esta nota.

Ieronimo había sido internado el 8 de diciembre pasado por una descompensación. Estuvo muy grave por una aneurisma y lo operaron el día 9. Se recuperó y estuvo varios días conciente bajo cuidados intestivos hasta que entró en coma en lunes 25. Sufrió muerte cerebral este viernes a la madrugada pero su corazón seguía latiendo. 

En vida, el hombre de 48 años, muy querido y reconocido en el Club Provincial (sus hijos practican tenis y patín) se había manifestado donante. Pero su mujer y sus hijos potenciaron esa decisión al informar lo ocurrido, como un mensaje al resto de la sociedad sobre la trascendencia que tiene donar órganos para salvar otras vidas. Y esta Navidad, al menos cuatro pacientes y sus familias podrán celebrar ese gesto. 

Además de deportista, Miguel era DJ (Rosario3.com).

Comentarios