Murió un hombre baleado en Navidad en barrio Ludueña

Sus familiares realizaron una protesta frente al domicilio donde ocurrió el tiroteo y señalaron el lugar como bunker de venta de drogas. La Fiscalía informó que la víctima fatal tenía pedido de captura y que atacó primero a quienes le dispararon el 25 de diciembre

     Comentarios
     Comentarios

Un hombre de 28 años murió este martes luego de ser baleado en barrio Ludueña el día de Navidad. Sus familiares denunciaron que el violento episodio ocurrió frente a un domicilio que funciona como bunker de venta de drogas y realizaron una protesta en Teniente Agneta, entre Casilda y Tupac Amaru.

Según relataron los familiares del joven fallecido a la periodista de Radio 2 Agustina Pugliese, Jonatan fue atacado a tiros el 25 de diciembre cuando salió de la casa de su madre a comprar cervezas. Sin embargo, la fiscalía maneja otras líneas de investigación.

Daiana, la mujer de la víctima, relató que su marido recibió dos impactos de bala en el estómago y desde el día de Navidad permaneció internado en terapia intensiva en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) hasta que finalmente este martes le informaron el fallecimiento.

La mujer y otros familiares y amigos de la víctima realizaron este martes a la tarde una manifestación frente a la vivienda donde se produjo la balacera del 25 de diciembre, lugar que señalaron como bunker de venta de drogas.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicó que el hombre fallecido ingresó el día de Navidad cerca de las 17 a una vivienda de la zona e intercambió disparos con Brian M. y Rodrigo M., ambos de 19 años, causándole heridas en pierna derecha. Los dos jóvenes fueron trasladados al Hospital Carrasco.

Jonatan, el hombre que murió este martes, fue trasladado al Heca donde permanecía internado con custodia policial ya que, según informó la fiscalía, tenía tres pedidos de captura vigentes.

Entre ellos, había conflictos de vieja data señalaron las fuentes de la investigación judicial.

La fiscal Marisol Fabbro de la Unidad de Homicidios Dolosos ordenó al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) un relevamiento de la escena del hecho y la toma de testimonios.

Comentarios