Negocios que cierran sin distinción de zonas de la ciudad

El Tres realizó una recorrida por tres puntos comerciales históricos de Rosario: Oroño y Seguí; Echesortu; y 27 de Febrero y Paraguay. Comerciantes y vecinos describieron un panorama de “crisis de ventas” y persianas bajas

     Comentarios
     Comentarios

En las actuales condiciones de la economía del país, a los comerciantes se les hace cada vez más difícil mantener las puertas de sus negocios abiertas. La “baja en las ventas”, los “precios de los alquileres” y el “costo de los impuestos y de los servicios”, son las principales razones que expresan los que están al frente de los mostradores. Según un informe realizado por De 12 a 14 (El Tres) este jueves, esa situación no escapa a ninguna zona de Rosario.

El Tres hizo una recorrida por tres puntos históricamente comerciales de la ciudad: bulevar Oroño y Seguí; barrio Echesortu; y 27 de Febrero y Paraguay. Esto se suma a anteriores informes realizados en el clásico paseo comercial de calle San Luis. En todos los casos los testimonios señalaron un contexto de recesión y depresión económica.

Oroño y Seguí

Un hombre que tiene su negocio para mascotas en ese punto de la zona sur de Rosario comentó: “Yo pasé de tener dos negocios uno al lado del al otro a comprimir todo en un sólo local”. Y confió que “a fin del año pasado tuve que vender la camioneta y te puedo asegurar que en tres días la deuda del negocio me había tragado la plata que me pagaron”. Y resumió: “Este año ya no pude bancar los dos alquileres”.

Después describió: “De los tres bares que estaban acá no quedó ninguno; el veterinario se fue; la casa de electrodomésticos puso el cartel que se alquila; el quisoco que estaba en la esquina también cerró”. Y sentenció: “Ya no hay movimiento acá”.

Luego detalló que “solamente quedó la agencia de quiniela y una tiendita de ropa”.

Otra vendedora de la zona aseguró que “se está sintiendo la situación económica que está atravesando hoy el país, sobre todo para los comerciantes que tienen que pagar alquiler”.

También apuntó que “la gente se ha quedado sin trabajo, las cosas han aumentado un montón y los alquileres ya no se pueden pagar”. Y destacó que “acá hay comerciantes de 20 años y 15 años que han cerrado”.

“Nunca vi al barrio así, ya no hay negocios, la gente se está fundiendo”, afirmó.

Echesortu

En la esquina de Mendoza y Crespo, un joven vendedor contó que “está todo complicado, parado, acá bajó un 60 por ciento el laburo”. “Yo sigo bancando al gobierno, espero el cambio, pero está duro”, reconoció.

Otro comerciante de ese paseo comercial a cielo abierto manifestó que “se ven muchos negocios vacíos”. Luego dijo que “los precios cuidados me hacen reir, deben estar muy cuidados porque no se ven”.

Un tercer vendedor de la cuadra relató que “uno ve cómo paulatinamente van cerrando negocios en el barrio; la gente de acá de la esquina no alcanzó a estar un mes y medio y tuvo que cerrar”.

27 de Febrero y Paraguay

“El motivo principal del cierre de los negocios en la baja en las ventas y los alquileres que están muy altos por la zona”, apuntó un quiosquero de este otro punto rosarino. “A fines del año pasado se empezó a notar la crisis y este año se fue todo al diablo. En este último mes cerraron cinco o seis negocios seguro”, agregó.

“La gente no tiene plata, consume lo justo y necesario”, cerró una mujer que tiene su negocio en ese sector.

Comentarios