Lo más importante

#Niunamenos: “El aumento de la violencia no tiene fin”

Edgardo Aló, el papá de la joven, asesinada por su novio de 113 puñaladas en 1996, consideró que aumentó la conciencia en la población pero también los femicidios. “Todos somos víctimas potenciales”, advirtió. Detalles del caso Tablado

 

0 Comentarios
0 Comentarios

El 3 de junio algo cambió en el país. Al menos se produjo un giro simbólico, cuando miles y miles de argentinos se movilizaron contra la violencia de género, una temática que, hasta hace poco, era una preocupación exlusiva de algunos sectores. Quien participó de la réplica de #Niunamenos en Buenos Aires fue Edgardo Aló, el papá de Carolina, la adolescente asesinada por Fabián Tablado de 113 puñaladas en 1996.

Consultado en el programa A Diario que conduce Alberto Lotuf en Radio 2, consideró acerca de la masividad de la convocatoria: “Hemos llegado a un grado mde concientización por el aumento de la violencia que no tiene fin, los femicidios son más y la sociedad entiende que todos somos víctimas potenciales, cada día, en cada momento”, evaluó.

“Ha llegado el momento de decir que si no se toman cartas en el asunto, la gente tiene que expresarse y decir lo que quiere”, continuó y remarcó: “Fue eomocionante e impresionante ver a toda esa gente. Conocemos los casos mediáticos pero había miles y miles de casos, gente que lloraba. Ves la realidad”.

Aló leyó la salida a la calle de la gente como un llamado de atención: “El gobierno, los diputados, los senadores deben cambiar las leyes para que los jueces puedan usarlas con sentido común. Hace rato pedimos un registro de homicidas y violadores y no los hay”, se quejó.

Carolina

Fabián Tablado tenía 18 años cuando, el 27 de mayo de 1996, mató de 113 puñaladas a su novia, Carolina Aló, de 16. Por ese crimen, en el 2000, fue condenado a 24 años de prisión. Pero mientras estaba en la cárcel conoció a otras parejas y con ellas repitió su patrón de violencia, al punto que la Justicia en Correccional de San Isidro lo condenó a dos años y medio por amenazar a su última novia, con la que tuvo mellizas, y también a su suegra.

Aló confirmó que Tablado está detenido en la unidad 41 de Campana. “Está con (Julio César) Grassi. Esto significa que es una de las unidades más corruptas del país, porque están en el negociado”, apuntó.

“Es un pabellón donde se puede mover con una computadora, celulares, tiene Facebook, con total libertad se puede comunicar con el exterior”, advirtió y acusó a los jueces que intervinieron en la causa de “venderse” al emitir el fallo.

Tablado fue condenado a 24 años de prisión por homicidio simple. Las 113 puñaladas no fueron suficientes para que la Justicia de San Isidro agravara la imputación por ensañamiento.

El acusado apeló ante la Sala III de la Cámara de Apelación y Garantías del Departamento Judicial de San Isidro su libertad tras cumplir más de dos tercios de su condena, que culmina el 28 de febrero de 2018. Pero se le negó la solicitud debido a que presenta “inestabilidad emocional”.  

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo