El técnico alemán Jürgen Klinsmann confesó hoy que no llegar a la semifinal del Mundial "sería una catástrofe". Si Alemania pasa los octavos y Argentina hace lo mismo, ambas selecciones se enfrentarán en cuartos de final."Somos una nación futbolera, y por eso, perder en cuartos de final sería una catástrofe", aseguró Klinsmann en una entrevista que publica hoy el diario Frankfurter Allgemeine. Además sostuvo que el Mundial resultaría un éxito "si logramos ser campeones". Con respecto a Suecia, el futuro rival de Alemania en octavos de final, el técnico destacó la velocidad de su juego. "Son capaces de jugar con gran velocidad y por eso será un partido duro. Además Suecia tiene atacantes de excelente clase", agregó.