Tres muchachos de entre 25 y 27 años fueron hallados sin vida en un túnel subterráneo del barrio porterño de Belgrano. Otro joven, de 18 años, que estaba con ellos, aún no fue encontrado

Los jóvenes practicaban Parkour, una actividad física que implica una serie de desplazamientos para superar obstáculos con la sola utilización del cuerpo.

Los investigadores establecieron que, pese al alerta meteorológico, los muchachos entraron cerca de las 23 de antenoche a los túneles subterráneos por los que pasa el Arroyo Vega a través de una alcantarilla ubicada en Olazábal y Superí, del barrio de Belgrano. Ese arroyo está entubado debajo de la calle Blanco Encalada y desemboca en el Río de la Plata, aseguraron los voceros policiales.

Un familiar de uno de los jóvenes fallecidos comentó a los investigadores policiales que se dedicaban a practicar Parkour, la modalidad de circular por la ciudad a través de recorridos no tradicionales, y que seguramente fueron sorprendidos por el gran caudal de agua que cayó por el temporal.

"Es el arte del desplazamiento superando obstáculos tanto en el bosque como en la ciudad utilizando las posibilidades de nuestro cuerpo racionalmente, siempre de la manera más rápida, fluida y técnica posible", detalla en su sitio web la Asociación Argentina de Parkour (PKA).

"PKA tiene entre sus misiones la de remarcar el verdadero concepto de esta disciplina que enfoca como principal cursor el bienestar a través del ejemplo y el trabajo en equipo", se agrega desde la web.

La entidad remarca "el nivel lúdico" como principal característica de la actividad, que implica "nivel extremo, adrenalina, control, preparación física exigente, madurez, experiencia, sabiduría, salud, técnica", pero "absolutamnete nada de violencia".

Según señala esa página web, la asociación fue fundada en enero de 2006 por Walter David Bongard con el objetivo de transmitir los contenidos del Parkour en todo el país y su lema es "ser y durar". De acuerdo a la información allí proporcionada, esta actividad se practica en varios países.

Los participantes de Parkour se llaman "traceurs", que significa trazar líneas: generar un recorrido desde un punto a otro superando todos los obstáculos que se le presenten en el
camino sólo con el uso de su cuerpo.

"Para el traceur, el parkour no es sólo una actividad sino también una filosofía de vida con un perfil fundamentalmente humilde, útil y razonable en su comportamiento hacia sus semejantes", indica la PKA.


Video casero de un practicante de esta insólita actividad