Luego de las declaraciones que Gabriel Strumia hizo en Telenoche (El Tres), rompiendo el silencio luego de la absolución que obtuvo en el reciente juicio, Alberto Perassi salió a retrucar esos dichos este martes en el programa A Diario, que conduce Alberto Lotuf en Radio 2. Dijo que el empresario de Puerto San Martín, quien admitió que salía con Paula en el momento en que Paula desapareció, “es un mentiroso” y que quiere “desviar” el foco de la investigación”. Además, afirmó que él nunca se opuso a que investiguen a Ortíz de Elguea, que era el concubino de la mujer oriunda de San Lorenzo. También contó por qué decidió sacarse el chaleco antibalas y dar de baja su custodia.

Consultado puntualmente por las declaraciones de Strumia en Telenoche, Perassi consideró que “es un agravio más a nuestra familia”. Luego sentenció que “es un mentiroso” y que “le armaron un libreto”.

La estrategia de la defensa de Strumia y de los policías que también fueron absueltos es poner el foco en Rodolfo Ortíz de Elguea, quien vivía con Paula Perassi en el momento de su desaparición y con quien supuestamente tenía “problemas de pareja”. “Yo nunca dije que no quería que lo investigaran al marido de Paula ni quise romper familias”, apuntó Alberto.

Perassi consideró que si el asesino de su hija “hubiera sido Ortíz del Elguea, yo sabría bien donde está el cuerpo de Paula y él estaría adentro de la cárcel con veinte cadenas”. Y volvió a decir que “la impunidad” en este caso “está apoyado en cuatro patas: el poder político, el policial, el judicial y el económico”.

Acerca de la resolución de la jueza del caso, Perassi señaló que “los policías que investigaron mal, también estaban sentados en la sala y los largaron”. Y remarcó que “las personas que estuvieron ahí adentro son las que hicieron desaparecer a Paula, que no les quepa ninguna duda”.

El hombre que viene reclamando la aparición del cuerpo de su hija desde el año 2011, también explicó por qué decidió quitarse el chaleco antibalas y dar de baja a su custodia: “Yo estaba tan preso como ellos. Ahora me saqué el chaleco y los custodios. Me lo comí cuatro años”, explicó.

Luego amplió que dejó el chaleco de seguridad “porque si la jueza liberó a estas personas, quiere decir que son personas buenas que no me van a volver a lastimar. Por eso yo digo que ahora quiero vivir, no quiero estar más preso. Si ellos están libres, yo también quiero estarlo. Por eso dejé el chaleco y el custodio”.

Sobre la continuidad de su vida en San Lorenzo luego del juicio, Alberto Perassi describió que puewde “transitar la ciudad sin problemas y no hago ni dos pasos que se me acerca una persona a abrazarme y a pedirme que siga adelante”.

Respecto de los escraches que recibieron en los últimos días Gabriel Strumia y su esposa Roxana Michl, deslizó: “¿Qué piensa, que lo organicé yo el escrache? El escrache lo organiza la gente, que está con bronca y cansada por lo que pasó”.

“Nostros con mi mujer continuamos con la lucha. Tengo problemas financieros, me he comido todos los ahorros en estos siete años, pero nos levantamos todos los días a pelearla. Seguimos por nuestros nietos, que tienen 14 y 10 años, pero no le podemos decir todavía dónde está su madre”, finalizó.

Más información

Strumia rompió el silencio: "Se demostró que soy inocente"