El procurador penitenciario federal, Francisco Mugnolo, solicitó al director penitenciario federal, inspector general Hugo Soza, que los presos de todo el país puedan seguir a la selección argentina en el Mundial de Fútbol Alemania 2006 a través de las emisiones radiales o televisivas dentro de la cárcel."La iniciativa apunta a respetar los derechos humanos de los detenidos, ya que aunque han perdido su libertad no por eso lo perdieron todo. El Mundial implica un fenómeno social y cultural que denota alegría y por eso nos parece que los detenidos tienen el derecho de disfrutarlo", explicó Mugnolo.En este sentido, Mugnolo señaló que ya se comunicó con el director penitenciario nacional para solicitarle la suspensión de todas las actividades que se desarrollen en el interior del penal en el horario de los partidos donde juegue la selección argentina. "Creemos que darle este espacio a los detenidos es impulsarlos a una mejor socialización. La identificación en el marco del Mundial se da a partir de los colores celeste y blanco, y en esta fecha todos somos de Argentina", indicó.Por su parte, el procurador penitenciario federal sostuvo que "aunque para mucha gente privarlos de la libertad no es suficiente, eso es una equivocación. El encierro a veces genera más violencia y entonces se pierde de vista que los presos son personas".