El gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se reunieron este lunes feriado en la central operativa Ojo para evaluar y planificar tareas junto a las fuerzas provinciales y federales.

El encuentro tuvo como principal eje el recrudecimiento de la violencia en Rosario desde enero, con enfrentamientos fatales entre bandas armadas, pero también con las tareas de rutina coordinadas entre la Policía santafesina, Gendarmería y Prefectura.

“Tenemos claras las prioridades y trabajamos sin descanso para que todos podamos vivir mejor”, escribió Pullaro en las redes sociales luego de la reunión, en horas de la mañana.

El ministro también destacó la serie de allanamientos realizada por la madrugada en la zona sur de Rosario, con 7 detenidos y secuestro de armas. Intervinieron la Policia santafesina a través de las TOE, Infantería y PDI, además de Gendarmería.

Más información

Más allanamientos en La Tablada: varias armas y siete detenidos