River fue pura impotencia en la noche de este miércoles en Paraguay y se que dó afuera de la Copa Libertadores de América, tras perder por 3-0 ante Libertad. Los goles del local llegaron a través López y Aquino en el primer tiempo y de Riveros en el segundo, mientras que el descuento millonario, a 15 minutos del final, fue obra de Farías, que entró en el complemento.

El partido fue suspendido a los 40 minutos del segundo tiempo por incidentes en la hinchada visitante, que causaron falta de garantías en la seguridad.

En el partido revancha por los cuartos de final –la serie comenzó antes del Mundial con un empate 2-2–, Libertad mostró una superioridad casi absoluta ante un Defensores del Chaco repleto y que vibró viendo cómo los dirigidos por el Tata Martino se metían de a poco en la recta final del campeonato.

River estaba obligado a ganar o empatar en más de dos goles para pasar directamente de ronda. Una igualdad 2-2 lo llevaba la definición a los penales.

Pero los de Passarella no tuvieron ideas para crear peligro en el arco de Bobadilla, y para colmo, debieron jugar parte de la segunda mitad con diez hombres por la expulsión de Marcelo Gallardo por una entrada fuerte sobre un rival.

De esta manera, el conjunto de Núñez suma una nueva frustración en la Copa Libertadores , su máximo anhelo desde 1996, cuando la conquistó por última vez de la mano de Enzo Francescoli.