El gobierno de Senegal aceptó hoy como "suficientes" las explicaciones de España sobre los malos tratos que sufrió el primer grupo de inmigrantes senegaleses repatriado desde Canarias, pero aseguró que sólo reanudará las repatriaciones cuando se aseguren nuevas condiciones de cooperación bilateral.El secretario de Asuntos Exteriores de España, Bernardino León, regresó hoy a Dakar para reunirse con el ministro del interior senegalés, Ousmane Ngom, con quien negoció el desbloqueo del proceso de readmisión de inmigrantes.Este proceso comenzó el miércoles y fue suspendido 24 horas después tras las protestas senegalesas por las condiciones del primer traslado, que afectó a unas cien personas. Fuentes vinculadas al gobierno del país africano señalaron que el proceso se interumpió para "investigar casos de no respeto de la dignidad y derechos de los que fueron repatriados".Un funcionario senagalés explicó que ambos gobiernos acordaron reforzar la cooperación bilateral en todos los ámbitos, entre los que citó, por un lado, el desarrollo de la agricultura e infraestructuras senegalesas y, por otro, el control aéreo y marítimo frente a la inmigración ilegal.El ministro del Interior de Senegal aceptó también las explicaciones de España sobre la correcta aplicación de la ley a los inmigrantes que permanecen en Canarias y ambos acordaron negociar un sistema de cuotas para regular el flujo legal de inmigrantes.