Superman returns, película que propone la vuelta del héroe volador, comenzó muchísima fuerza en la taquilla de los Estados Unidos, donde hasta hoy recaudó 84,2 millones de dólares en cinco días. Hollywood espera que este tanque, uno de los más esperados de la temporada, alcance los 110 millones de dólares en su primera semana.Se trata del estreno más lucrativo en la historia de los estudios Warner, que la produjeron, y un gran arranque para este costoso film valorado en al menos 250 millones de dólares. Aún así, en el mundo de los superhéroes los hay con más fuerza que Superman.Superman Returns no pudo superar a Spider Man, El Hombre Araña. Mientras que el hombre de acero recaudó 21 millones de dólares en su primer día de estreno, el hombre araña obtuvo 40,4 millones de dólares en el estreno de su segunda parte, el 30 de junio de 2004. Además, en sus primeros cinco días de proyección, Spider Man 2 recaudó 152,4 millones de dólares, una cifra muy lejana a la de Superman.Pero comparado con otro popular superhéroe de papel, Batman, Superman sale ganando sobre el hombre murciélago. El año pasado, la recaudación de los primeros cinco días de Batman Begins fue de 72,8 millones de dólares."Cada vez que una película se suma a la elite que supera los 100 millones de dólares en una semana te tienes que sentir muy orgulloso", indicó en declaraciones publicadas hoy en la prensa el presidente de distribución de los estudios Warner, Dan Fellman.A pesar de la popularidad de Superman en la cultura popular, su trayectoria cinematográfica ha tenido sus altos y bajos.Superman Returns es la primera película del hombre de acero en 19 años y tras más de una década de intentos fallidos de volver a llevar a este héroe a la pantalla. Dirigida por Bryan Singer y protagonizada por un joven (26 años) y desconocido Brandon Routh, se trata de la quinta entrega de las aventuras del hombre de acero.Tanto la primera, Superman: The movie (1978), como Superman II (1980) fueron grandes éxitos de público. Sin embargo las dos siguientes, Superman III (1983) y Superman IV: The quest for peace (1987) no tuvieron mucha suerte en la taquilla a pesar de que Christopher Reeve seguía vistiendo los famosos trajes azules del hijo de Krypton.En total, las cuatro primeras entregas obtuvieron 318,05 millones de dólares en la taquilla, una cifra que Superman returns espera superar a lo largo de su recorrido en cines. Por el momento, la película se proyecta en unas 8.500 pantallas en Estados Unidos.Además, hay que sumar cerca de un centenar de pantallas IMAX con unos 20 minutos de imágenes en 3-D sobre las heroicas aventuras del hombre de acero y sus vuelos junto a Lois Lane (Kate Bosworth).Hasta la fecha, los ingresos internacionales tan sólo ascienden a 19,8 millones de dólares, ya que en los principales mercados europeos la llegada de Superman tendrá que esperar al final del Mundial de fútbol.