Suspenden a juez por fallos sexistas y lo llevan a juicio político

El Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados de Santa Fe, convocado por la Corte Suprema provincial, decidió declarar sometido a juzgamiento a Nicolás Muse Chemes quien absolvió a acusados de violación si tener en cuenta los testimonios de las víctimas

     Comentarios
     Comentarios

El juez Nicolás Muse Chemes fue suspendido provisionalmente de su cargo por sus reiterados fallos sexistas mediante los cuales absolvió a acusados de violación y abuso de niñas, adolescentes y mujeres. Una de ellas fue C., una joven a la que el propio gobernador Miguel Lifschitz le pidió perdón en nombre del Estado en un acto inédito para la Provincia. El magistrado de Vera será sometido además a juicio político.

“A pesar del tiempo transcurrido, celebramos la decisión tomada por el Tribunal Especial, constituido además por representantes del senado, de diputados y de los colegios de abogados e instamos a todos ellos a que, en nombre de las víctimas, niñas y mujeres, se haga justicia”, manifestó la diputada Alicia Gutiérrez, quien impulsó la denuncia contra el juez.

Hace pocas semanas, el pedido de renuncia por parte del juez de Vera, puso en alerta a los legisladores santafesinos, quienes se expresaron claramente en contra de que sea aceptada. Porque, según explicó la diputada Alicia Gutiérrez, impulsora de la denuncia, “significaba para él continuar gozando de sus privilegios y jubilación, dejando atrás el daño que habría ocasionado a niñas, adolescentes y mujeres víctimas de delitos sexuales”.

El gobernador con C., la víctima a la que le pidió perdón en nombre del Estado por el fallo de Muse Chemes.

Finalmente, el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados de Santa Fe, convocado por la Corte Suprema provincial, decidió declarar sometido a juzgamiento a Muse Chemes.

Muse Chemes había sido denunciado, en junio de 2017, ante la Corte Suprema a raíz de sus reiterados fallos sexistas mediante los cuales absolvió a acusados de violación y abuso de niñas, adolescentes y mujeres no considerando los testimonios y declaraciones de las víctimas, minimizando las pruebas y evidencias contra los imputados y, sobre todo, responsabilizando a las niñas por los hechos, a contramano de todo lo prescripto por las leyes nacionales y convenciones internacionales.

Comentarios