Transporte: 17 líneas no prestan servicio nocturno y afectan a 20 barrios

El concejal Eduardo Toniolli realizó un relevamiento de las frecuencias de los colectivos y detectó que hay parates de dos a diez horas durante la noche en algunos recorridos. “Hay un aislamiento de algunos vecinos”, señaló

     Comentarios
     Comentarios

Después de revisar los datos oficiales del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), el concejal Eduardo Toniolli aseguró que existen 17 líneas que no prestan servicio nocturno, al menos de forma parcial, y que eso perjudica a vecinos de 20 barrios de Rosario.

Esa es la síntesis del último informe del Observatorio Social del Transporte (OST) que relevó las planillas con las frecuencias y los horarios de los colectivos. “Surge de las grillas oficiales de verano e invierno, en la página web del municipio. Al menos hasta el año pasado 17 líneas de transporte interrumpían el servicio nocturno”, precisó Toniolli.

El edil del Partido Justicialista (PJ) afirmó que los viajes se suspenden de dos y hasta diez horas -"desde que llega la última unidad a la base hasta que sale la primera", señaló. El impacto es aún mayor porque a eso hay que sumarle el tiempo de recorrido.

“Cuando pasan dos horas sin salir un colectivo, la demora termina siendo de cuatro horas. Calculamos que una veintena de barrios se ven directamente perjudicados”, dijo a De 12 a 14 (El Tres).

Toniolli mencionó a Saladillo sur, Cristalería, Nuevo Alberdi, Empalme Graneros, entre otros puntos perjudicados en la ciudad. Señaló que las alternativas son esperar una segunda línea con “frecuencia casi inexistente durante la noche o que el vecino tenga que caminar diez cuadras a la noche”.

“Entonces lo que ocurre es que hay un aislamiento de algunos vecinos. Para quien debe ir a una fábrica a las 5 de la mañana o un hospital, debe optar por otra forma de transporte y no público”, analizó.

El edil y titular del PJ rosarino aseguró que las líneas detectadas son siete municipales y diez de la empresa Rosario Bus. “La Municipalidad dice que son líneas muy puntuales y por eso no es importante que se corte de noche”, dijo en relación a Ronda el Centro y otros enlaces (Enlace Sur, Enlace Noroeste, Enlace Avellaneda Oeste, Enlace Bernardo de Irigoyen, Ronda CUR-Sur, y Enlace Santa Lucía).

“La Ronda del Centro es muy importante para hacer transbordos, conecta mucho barrios de Rosario con, por ejemplo, el Parque independencia o zonas de museos”, continuó.

Toniolli aseveró que las diez líneas privadas son “troncales y de recorridos largos”. Se trata de 142 Roja, 144 Roja, 145 Soldini, 107 Roja, 128 Roja, 106 Negra, 128 Negra, 129, 146 Roja y 106 Roja.

Parado sobre el Metrobus Norte de la avenida Alberdi para el móvil de De 12 a 14, calculó la demora de la 107 roja que pasa por allí y conecta zona norte con el centro y desde allí a zona sur.

Como el recorrido es de tres horas y media, con dos horas sin salir a la noche puede generar una espera de cinco horas y media sin colectivo en los extremos, explicó. “Hay un dejar hacer del municipio”, acusó.

“Vamos hacia la tradición de las grandes capitales de América Latina donde no hay servicio nocturno de transporte pero esto no esá blanqueado acá”, cuestionó.

Un año sin respuestas

En mayo del año pasado, el Concejo Municipal ya había votado unánimemente un pedido de revisión de esta política, solicitando que se estudiara la posibilidad de restablecer servicios que al menos cubrieran esos recorridos con una unidad en horario nocturno.

“El Ejecutivo tuvo un año de tiempo para responder al reclamo. Sin embargo no hubo respuesta alguna, salvo declaraciones informales a la prensa de un funcionario del Ente de la Movilidad, afirmando que los recorridos se cubrían según la demanda. Es decir, nos encontramos con que quienes gestionan un servicio público, responden como empresarios privados del transporte, convirtiendo a barrios enteros prácticamente en guetos”, dijo Toniolli.

Comentarios