"El que no salta es un holandés del Mundial 78 ya quedó atrás". Tanto que el delantero de la selección naranja Ruud Van Nistelrooy declaró, luego de la eliminación de su equipo, que ahora quiere que gane Argentina."Que sea Argentina. ¿Por qué? Porque jugué contra ellos, por los fans y por los jugadores, simplemente quiero que ganen", dijo el hombre del Manchester United. Los jugadores holandeses quedaron admirados por el aliento de la hinchada argentina en el partido de primera ronda que ambas selecciones empataron 0-0Ayer, el goleador siguió desde el banco la eliminación de su equipo por una fuerte discusión con su entrenador, antes del partido. "Discutí con Van Basten, hablamos sobre la situación antes del partido, del hecho de no jugar. Lo hicimos de hombre a hombre, cosa que yo respeto mucho", confesó. "Tuve que estar en el banco porque Van Basten prefirió mostrar a otros goleadores, a Van der Vaart o a Vennegoor of Hesselink. Tanto ellos como Kuyt dieron todo lo que tenían, al igual que el resto", manifestó un resignado Van Nistelrooy. Además, el delantero se refirió a la eliminación de su equipo: "Tuvimos la mayor cantidad de chances. Uno de los problemas de Holanda, más allá de hoy, es que su grupo inicial fue muy duro".