Lo más importante

Vecinos de Hostal del Sol cerraron la calle por seguridad

Para frenar la seguidilla de robos y asaltos, los habitantes de ese barrio bloquearon el paso en calle 1428 y Jorge Newbery, “lugar de entrada y salida de los delincuentes motorizados”. En 48 horas se registraron dos nuevas entraderas. Este jueves marcharán para pedir respuestas al gobierno

0 Comentarios
0 Comentarios

Vecinos del barrio abierto Hostal del Sol, ubicado en la zona noroeste de la ciudad, cerraron con montículos de tierra el paso en la intersección de las calles Jorge Newbery y 1428 (uno de los 15 accesos que tiene el barrio) ya que es el el sitio por donde, según su testimonio, entran y salen los delincuentes motorizados que asolan ese lugar.

Cansados de robos y entraderas, los habitantes de ese barrio tomaron esta decisión para frenar la seguidilla de delitos que ponen en riesgo su seguridad y se concentrarán este jueves a las 18 en Jorge Newbery y Malabia junto a los vecinos de los barrios San Eduardo y Aldea, también afectados por la situación. El objetivo es pedir respuestas concretas al gobierno.

El terraplén señalizado por los vecinos.

“Este lunes se produjo una entradera en el barrio a las 10 de la mañana. Una trabajadora doméstica fue obligada a entrar a la vivienda de la que los delincuentes armados se llevaron cuantiosos objetos de valor. Apenas 24 horas después, otra empleada se movilizaba en su moto cuando fue interceptada por dos motochorros que le robaron el vehículo”, contó Federico, en diálogo con Rosario3.com.

“En enero último, hubo una seguidilla de de cinco hechos similares, luego pareció calmarse la situación, pero ahora recrudeció y estamos preocupados porque no hay presencia policial en la zona”, dijeron los vecinos, y enviaron las fotos que ilustran esta nota.

El barrio Hostal del sol tiene el 80 por ciento de sus calles sin pavimentar, son de tierra y tienen muchos pozos, por lo cual los vecinos señalan que la policía motorizada podría trabajar mucho mejor que si se desplaza en automóviles.

Hay poca luz en las calles, alambrado público deficiente y varios terrenos baldíos con maleza de gran altura, lo que dificulta el patrullaje en la zona.

En el sector lindero con el Autódromo municipal se está construyendo un destacamento policial. Los vecinos se preguntan si será un destacamento cerrado, si tendrá móviles que patrullen el lugar y si contará con personal policial que contribuya a paliar la actual situación de inseguridad.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo