Tras los reiterados ataques contra un carrito de comidas del parque Independencia y la vivienda de su dueña, vendedores ambulantes plantearon en el Concejo Municipal aprietes por parte del Sindicato de Vendedores Ambulantes (Sivara). El secretario general del gremio apuntado, Beto Riba, se desligó de los hechos.

Un grupo de vendedores ambulantes increpó a Beto Riba en la plaza del Che. También se dirigió al Palacio Vasallo para informarle a algunos concejales que sufren “aprietes” por parte del Sivara para poder trabajar.

Según informaron fuentes oficiales a Rosario3.com, en los Centros Territoriales de Denuncias se realizaron 15 presentaciones contra Alberto R., alias Beto Riba, y un tal "Chino", quienes aparentemente exigen el pago de una coima de 500 pesos a los vendedores ambulantes para poder ejercer la actividad. En caso de negarse, indicaron que son amenazados.

A la interna entre vendedores ambulantes se sumaron los ataques reiterados contra Claudia, la dueña de un carrito de comidas en el parque Independencia. En los últimos siete días su lugar de trabajo fue incendiado y este jueves por la madrugada fue baleada su vivienda.

Desde Fiscalía informaron a Rosario3.com que la causa por los hechos violentos contra Claudia fue tomada por la unidad de Flagrancia y será derivada a Investigación y Juicio, donde un fiscal ordenará medidas.

En este marco, el secretario general del Sivara dijo que no tiene relación con los recientes sucesos violentos. Además, sugirió que detrás de estos hechos está la Municipalidad y apuntó que el área de Control Urbano “recauda” los fines de semana con los vendedores que no tienen permiso para trabajar en la vía pública.

Por último, Riba dijo estar a disposición de la Justicia. “Que llegue hasta el final y que caiga quien tenga que caer”, concluyó.

Más información

Balearon la casa y autos de la dueña del carrito incendiado