Que sí que no. El pronóstico anuncia lluvias desde ayer a la noche pero este lunes no cayó ni una gota. Incluso, el sol salió fuerte y el cielo pinta celeste. Si de agua se trata, sólo cayó un poco anoche, en un chaparrón que sólo sirvió para regar las plantas.

El informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indica para esta mañana “probabilidad de tormentas aisladas con mejoramientos temporarios” y “vientos moderados del sector norte, cambiando a de direcciones variables”. Para la tarde, insiste con las lluvias aisladas y “vientos moderados de direcciones variables, prevaleciendo del sector este”.

Lo que queda claro es que el alivio no llega. Apenas empezó a aclarar se sintió el calor. Se prevé una temperatura máxima que trepe a los 32 grados.

Más información

Tic-tac: una lluvia a cuentagotas