La vita davanti a sé, el primer largometraje de ficción protagonizado por Sophia Loren en más de una década, será distribuida internacionalmente a través de la plataforma de Netflix.

En el filme dirigido por el hijo de la actriz, Edoardo Ponti, Loren interpreta a una mujer mayor sobreviviente del Holocausto que forma un fuerte vínculo con un preadolescente de 12 años, inmigrante senegalés, de nombre Momo (Ibrahima Gueye).

“No podría estar más contenta de trabajar con Netflix en una película tan especial”, declaró la actriz de 85 años en un comunicado, y añadió: “A lo largo de mi carrera, trabajé con los estudios más importantes, pero puedo decir con seguridad que ninguno de ellos tenía el nivel de alcance y diversidad cultural que tiene Netflix, eso es lo que me encanta de ellos”.

La cinta será la segunda adaptación de la premiada novela La vida por delante, de Romain Gary (1975), tras Madame Rosa (1977), que con dirección y guión de Moshé Mizrahi y protagónico de Simone Signoret ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

El estreno de la La vita davanti a sé marcará el regreso de Loren al cine con un largometraje de ficción luego del musical Nine, entrenado en 2009.

Desde entonces participó en Mi casa está llena de espejos (2010), que tuvo estreno televisivo, un cortometraje y apariciones en diversos documentales.