El presidente Mauricio Macri visitó Santa Fe a dos días del ataque a balazos contra el jefe de la Policía Federal santafesina, Mariano Valdés. Y se apoyó en la hipótesis de la ministra Patricia Bullrich que habló de un atentado relacionado con el cambio en la jefatura tras la remoción de la cúpula anterior por sospechas de complicidad con el narcotráfico.

“Bullrich está convencida que fue un atentado”, dijo Macri este miércoles sobre el ataque a Valdés, quien todavía sigue internado en el sanatorio Mapaci de Rosario. Tres encapuchados le dispararon a Valdés el lunes por la noche en la autopista Rosario-Buenos Aires, de acuerdo a su propio testimonio. Sin embargo, con los primeros avances, surgieron también más preguntas.

Con todo, Macri también vinculó el tiroteo con “mafias”.

“Luchar contra las mafias significa afrontar riesgos”, dijo en línea con la postura de la ministra de Seguridad que se refirió a la llegada de Valdés tras el cambio de cúpula de la Policía Federal por supuestas connivencia con narcotraficantes.

Desde que hemos venido (a Santa Fe) con las fuerzas federales hemos tenido enfrentamientos todos los días pero no hemos parado. Nunca se ha incautado tanta droga ni se han detenido a tantas personas y vamos a seguir. El narcotráfico destruye a las familias argentinas”.

Más información

Una denuncia que Bullrich no encuentra, el trasfondo del atentado contra el jefe policial

Tres encapuchados y una camioneta negra: cómo fue el atentado al jefe de la Policía Federal Santa Fe