Lo más importante

Acuña: la historia de una promesa que no llegó a consolidarse

El delantero volvió de Colón, donde fue Montero quien lo marginó por indisciplina, y ocupa uno de los dos cupos de refuerzos posibles. De aquella aparición prometedora a un destino fuera de Arroyito
     Comentarios
     Comentarios

Walter Acuña nació en San Nicolás, pero pasó infancia y adolescencia en Cabín 9, un humilde barrio del acceso oeste a Rosario. A fuerza de goles, y con una enorme personalidad para lidiar con defensores muchos más altos que él, se ganó la consideración de todos los técnicos de inferiores y juveniles (es goleador histórico de todas las categorías) hasta su debut en primera en 2012.

El 4 de noviembre de ese año, hizo su aparición por primera vez con la casaca canalla en el torneo de la B Nacional y ante Ferro. Pero recién consumado el regreso a la máxima categoría, cuando Central volvió a conformar un equipo de Reserva, encandiló a Russo y pudo tener su primera experiencia en la elite, ante Estudiantes el 9 de noviembre de 2013.

Padre a los 17 años, las cosas le pasaron con vértigo a Cachete. "Cuando supe que iba a ser papá no entendía nada, iba a entrenar sin un sueldo para vivir tranquilo", contó el atacante zurdo que pudo jugar, hasta 2015, 33 partidos con 8 goles con la casaca auriazul, hasta que Coudet (que sólo lo puso pocos minutos ante Colón, por la fecha 7 de su primer torneo) le abrió las puertas para su primera salida a préstamo.

En Olimpo disputó disputó 26 partidos y marcó seis tantos, hasta que el 30 de junio del año pasado se le venció el préstamo y Cristian Díaz decidió no buscar una renovación. Central volvió a prestarlo, esta vez  a Colón, donde apenas pudo jugar dos partidos entrando desde el banco de suplentes (0 a 0 con Banfield en la fecha 2 y 0-0 con San Martín en San Juan por la fecha 4).

El técnico de Colón en el torneo pasado era justamente Paolo Montero, quien ya en noviembre le dio el visto bueno a la dirigencia para rescindirle el vínculo a Acuña por, según trascendió, actos de indisciplina. En el rojinegro, Cachete no hizo pie nunca, sufrió lesiones inoportunas en octubre y el DT oriental lo bajó para preservar el grupo.

Ahora, con Montero dirigiendo Central (con el que Acuña tiene contrato vigente) y ocupando uno de los dos cupos de refuerzo, es lógico que tampoco tendrá lugar. Y su representante, Pedro Aldave, ya le está buscando destino: según sus apoderados, preguntaron por él clubes de Paraguay, Colombia y la MLS de Estados Unidos. La dirigencia canalla no le pondrá trabas para que haga un nuevo intento fuera del club.

Comentarios

Segui Leyendo