Cierre definitivo para la planta de Buyatti en San Lorenzo

El Ministerio de Trabajo de Santa Fe determinó el fin del proceso preventivo de crisis que se inició a fines del 2020. La planta permanecía cerrada desde hace un año y hay 70 trabajadores en pleno conflicto

     Comentarios
     Comentarios

Como no consigue compradores interesados en adquirir su planta procesadora de soja en la localidad santafesina de Puerto General San Martín, la aceitera Buyatti, que si bien no es acreedora estaba vinculada a Vicentin SAIC con la que mantenía un contrato a fasón, avanza con su cierre definitivo. Esta acción se dio luego de que el Ministerio de Trabajo provincial diera por concluido el procedimiento preventivo de crisis, iniciado a fines del año pasado.

Según pudo saber El Cronista, la empresa está decidida a bajar las persianas del complejo productivo de forma definitiva y "no hay vuelta atrás". Por este motivo, envió los telegramas de despido a los más de 70 empleados que se desempañaban en la planta, que abrió sus puertas en el año 1985 y cuenta con una capacidad de molienda de 3.399 toneladas diarias de semillas de soja.

Mientras que los trabajadores, nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) del departamento San Lorenzo, ejercen presió para poder conservar sus puestos de trabajo, desde el gremio mantuvieron una reunión el martes en la sede sindical con funcionarios provinciales. Según le comentaron al medio fuentes allegadas a la compañía, alrededor de 20 operarios están dispuestos a negociar su salida. El resto, por el momento, no expresó interés, y pide su continuidad laboral.

En el Sindicato Aceitero local advirtieron que si no se concretan las desvinculaciones, los empleados "deberán cobrar el 100% de las indemnizaciones que les corresponde". Esto se debe a que al haber finalizado el procedimiento preventivo de crisis, la compañía no puede acceder a ciertas cuestiones que le permite curar este proceso como es abonar compensaciones a la mitad de su valor.

Los años de la empresa

La cerealera Buyatti tiene su planta radicada en la vecina localidad de Puerto San Martín y fue de las primeras en poner un pie en el complejo sojero agroexportador. Si bien la empresa fue creciendo en el mercado durante todos estos años, no disponía de acceso al río para instalar una terminal portuaria. Eso hizo que fuera perdiendo terreno con sus competidores al extremo que sus propietarios resolvieron discontinuar su producción y ponerla en alquiler.

En los últimos dos años, sus instalaciones fueron arrendadas por Vicentín. El convenio era utilizar este predio industrial con sus trabajadores de siempre, resignado, estos últimos, algunos beneficios salariales a cambio de sostener sus puestos de empleo. Sin embargo, dada la situación por la que atraviesa la agroexportadora santafeinsa desde hace tiempo, el contrato suscrito se cortó definitivamente.

Una vez desatado el conflicto a principios del año pasado, la empresa propuso como primera salida sostener solamente un 30% de la plantilla de sus empleados y ofrecer retiros voluntarios al resto. Esta propuesta fue negada y Buyatti, que es poseedora de otras plantas industriales en Chaco y Reconquista, decidó mudar su producción y concentrarla en otra unidad productiva.

Ante la falta de interés de otros jugadores en el mercado que quieran comprar la planta y hacerse cargo de su funcionamiento, el cierre apareció como la única salida aunque ahora resta dirimir un conflicto que tiene a la empresa enfrentada a 70 operarios afectados por esta decisión

Comentarios