Lo más importante

Advierten que otra vez la ceniza volcánica puede llegar a Rosario

Como ya ocurrió con el Puyehue en 2011, las partículas que despide el Calbuco en Chile podrían cubrir el cielo de la región si se mantienen los vientos desde el oeste, advirtieron especialistas de la UNR. Por ahora, cinco provincias son las más afectadas

     Comentarios
     Comentarios

Al igual que ocurrió aquel domingo de octubre de 2011, cuando el volcán chileno en erupción era el Puyehue, las cenizas que emana por estas horas el Calbuco desde la cordillera podrían llegar a Rosario y la región si se mantienen los vientos del oeste que por el momento generan complicaciones en cuatro provincias argentinas.

“Va a depender de los vientos, pero sí pueden llegar”, señaló este jueves en Radio 2 el licenciado Héctor Fraga, director del Departamento de Ciencias Geológicas de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Consultado en el programa La primera de tarde, el especialista local apuntó que por estas horas hay “vientos predominantes del oeste y entonces los restos vienen hacia la Argentina”, donde Bariloche, San Martín de los Andes y Villa La Angostura eran las localidades más afectadas.

“Ha habido casos en que las cenizas –de un volcán andino– llegaron hasta África”, recordó Fraga, para graficar la dimensión que puede llegar a cobrar la nube gris.

En cuanto a las recomendaciones a tener en cuenta en caso de una invasión de cenizas en el aire, el geólogo advirtió que es necesario “tener precaución con las vías respiratorias y la vista, a través del uso de barbijos y antiparras” para evitar irritaciones u otras complicaciones más severas.

Explicó que las partículas que vuelan (“un material muy fino”) son de “limo y arcilla, que son los componentes de nuestro suelo”. Y si bien se analizaba si en este caso podía existir algún elemento tóxico como el azufre, el científico de la UNR estimó que, “en principio, no tendría que ser nada peligroso”.

Si bien no se puede establecer por ahora un cálculo acerca del tiempo que las cenizas tardarían en llegar a Rosario, sirve como referencia el último antecedente, casi cuatro años atrás. El volcán chileno Puyehue entró en erupción el 4 de junio de 2011, y el 13 de ese mes (nueve días después) ya se notó la presencia de partículas en la atmósfera rosarina.

Sin embargo, un manto grisáceo mucho más denso ganó el aire de la región recién el 16 de octubre, a cuatro meses del comienzo del fenómeno natural, dando lugar a postales inéditas para la ciudad.

Por el momento, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) no arrojó proyecciones que puedan favorecer la presencia de cenizas en Rosario y la región pero los especialistas siguen de cerca el comportamiento de los vientos en la zona cordillerana y la Patagonia argentina.

En lo inmediato, cinco provincias

Este jueves se preveía que la dispersión de ceniza provocada por el Calbuco iba a afectar las provincias de Río Negro, Chubut, Neuquén, La Pampa y Mendoza en el término de 24 horas, según un estudio del Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas Buenos Aires que depende del SMN.

El organismo precisó que las cenizas iba a cubrir el territorio argentino en una extensión vertical de la atmósfera comprendida entre la superficie terrestre y los 12.000 metros de altura.

En ese marco, indicó que se prevén vientos del sector oeste que continuarán favoreciendo el ingreso de la ceniza volcánica sobre territorio nacional, en tanto que la falta de lluvia en las próximas horas hará que las cenizas continúen suspendidas en la atmósfera.

El Ministerio de Salud envió frascos de solución oftálmica y lágrimas humectantes, barbijos comunes y especiales para filtrar partículas de humo, niebla y polvo y antiparras descartables, y subrayó que hay suficientes insumos en stock para responder a este tipo de emergencias.

Del lado chileno, más de 4.150 personas fueron evacuadas por la erupción del volcán y se decretó el "alerta roja" por la acumulación de lava.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo