El jefe de los Bomberos Zapadores, Daniel Cattáneo, confirmó que hubo 39 colectivos consumidos por las llamas del voraz incendio desatado el jueves a la noche en los galpones de Monticas ubicados en zona noroeste de la ciudad.

El comisario precisó este viernes a la mañana en el programa Radiópolis (Radio 2) que “casi la mayoría” de las unidades presentes en el predio de avenida Sabín 991 bis (casi Génova), fueron afectadas por el siniestro.

“Se trata de material altamente combustible y por eso el fuego se propagó rápido”, señaló el titular de los Zapadores que por la magnitud del hecho debió pedir refuerzos a los voluntarios de Granadero Baigorria, Villa Gobernador Gálvez y Pérez.

Otro dato que expone la densidad de las llamas es la cantidad de horas de trabajo empleados para controlarlas. El incendio comenzó a las 20.15 y las dotaciones finalizaron sus tareas pasada la medianoche, cerca de la 1 de este viernes, precisó Cattáneo.

Arduas tareas para controlar el siniestro.
Alan Monzón/Rosario3.com

Sobre el origen del foco ígneo en el galpón, que tiene un antecendente cercano en octubre del año pasado, el jefe de los Bomberoz Zapadores señaló que aún falta mucha información para determinar cómo se inició y si pudo ser intencional.

“Habría que ver cómo estaban dispuestos los colectivos y qué elementos se encuentran en el lugar. Faltan entrevistas y faltan muchos datos todavía”, aseguró.

Sobre los casi 50 colectivos alcanzados por el fuego, de Monticas, la firma investigada por la tragedia de la ruta 33 y con coches de Las Rosas, Arito y Costera criolla, entre otros, Cattáneo dijo desconocer “cuáles estaban para servicio y cuáles no”. Ratificó que no hubo lesionados ni inconvenientes entre el personal de Bomberos.

Mientras se registraba el incendio, que las cámaras de el Tres registraron en vivo, desde el galpón se escuchaban cada tanto explosiones, al parecer de los neumáticos de los micros alcanzados por las llamas.

En octubre pasado se había producido un incendio de similares proporciones en el mismo predio de Monticas, empresa disuelta luego de la tragedia vial de febrero pasado, cuando dos coches de la firma chocaron y causaron la muerte de 13 personas en la ruta 33.

En aquel entonces se investigaba la hipótesis de un sabotaje y tampoco esta vez se descartaba que el origen del siniestro fuera por una maniobra intencional.

Más información

Arrasador incendio en galpón de Monticas en zona noroeste