Ataron a su hijo, lo quemaron con agua caliente y lo golpearon hasta matarlo

Una pareja de Claypole (Buenos Aires) fue detenida sospechada de brutal asesinato a un niño de seis años. El chiquito ingresó muerto al hospital con quemaduras, varios huesos rotos y signos de haber sido precintado

     Comentarios
     Comentarios

Un caso de extrema violencia familiar sacude Claypole, la ciudad al sur del Gran Buenos Aires. Una pareja fue detenida por el brutal asesinato a su hijito de seis años. Lo ataron, lo quemaron con agua caliente y lo golpearon hasta matarlo. El hecho ocurrió el lunes pero en las últimas horas la mamá y el padrastro de la víctima se convirtieron en los princiaples sospechosos.

Según publicó el portal tn.com, Dylan Uriel Marchionif ingresó muerto este lunes a la guardia del hospital Eduardo Oller de Solano muerto. Tenía quemaduras, varios huesos fracturados y signos de haber sido maniatado con precintos. Su mamá y su padrastro fueron detenidos acusados de haberlo matado porque "no hacía caso". Tenía 6 años.

Ante la insistencia de las preguntas, en un principio la pareja sospechosa pretendió desvincularse del hecho y declaró que el lunes a la madrugada alguien había golpeado la puerta de su casa y cuando abrieron encontraron a su hijo en el piso, muy lastimado y con el documento de identidad entre las piernas. Señalaron, además, que el chico no vivía actualmente con ellos sino con unos tíos de la familia paterna.

Sin embargo, pronto los investigadores derrumbaron su coartada y descubrieron que el nene era víctima de violencia física y psicológica a la que lo sometía su madre y el novio de ella porque, supuestamente, era muy desobediente.

Comentarios