Lo más importante

Beneficios del lenguaje digital en la educación

Frente al lenguaje analógico, más limitado, el lenguaje digital reune y combina en la red un amplio abanico de lenguajes que permiten a los alumnos aprender de distintas maneras, y a los profesores, personalizar la enseñanza en función de las características de cada alumno
0 Comentarios
0 Comentarios

Los niños de hoy viven en un mundo digitalizado, donde la mayor parte de la información corre a grandes velocidades por la Red y se comparte a cada segundo con millones de personas. Su lenguaje, el digital, el que “hablan” los nativos del siglo XXI, ha permitido abrir infinitas puertas al conocimiento y multiplicar las posibilidades de aprendizaje.

Cuando hablamos de lenguaje digital, no solo hablamos de lenguaje hipertextual, sino también de los lenguajes interactivo, audiovisual, sonoro, social o de programación, que facilitan el aprendizaje al alumno, lo motivan al estudio, le permiten adquirir las competencias clave en nuestra época y fomentan el desarrollo de las inteligencias múltiples.

Diez beneficios del lenguaje digital

Motiva a los alumnos a aprender. Elementos como los vídeos, las películas, las animaciones, las canciones, los juegos o los recursos y actividades son capaces de despertar la curiosidad del alumno y motivarlo al estudio, ya que le resultan atractivos y cercanos a su contexto.

Se adapta a los estilos de aprendizaje de cada alumno. Las personas tenemos distintos estilos de aprendizaje: visual, auditivo, lector/escritor, o kinestésico (basado en la experimentación). Debido a su versatilidad, el lenguaje digital facilita todas estas formas de aprender a los estudiantes, mediante imágenes (visual) y vídeos (visual, auditivo); podcast o canciones (auditivo); artículos, mapas conceptuales, contenidos interactivos (lector/escritor); y actividades interactivas autosolucionables, de proyectos, experimentos (kinestésico).

Facilita la explicación y la comprensión. La diversidad de materiales y recursos que contempla el lenguaje digital (artículos, imágenes, audios, cronologías interactivas, videos) sirve de apoyo a los docentes a la hora de explicar los conceptos más complejos y ayuda a los alumnos a comprenderlos.

Desarrolla las habilidades sociales. Una de las características más importantes del lenguaje digital es su capacidad para promover la interacción tanto de las personas con los contenidos, como de las personas con otras personas. A través de chats, redes sociales y entornos digitales, el lenguaje digital favorece el trabajo colaborativo y en equipo, y el desarrollo de las habilidades sociales clave para su futuro laboral.

Abre una puerta a la exploración. La propia idiosincrasia del lenguaje hipertextual conduce a la búsqueda y a la investigación en la Red. Durante este proceso de consulta y descubrimiento de nuevos contenidos, recursos y herramientas, los alumnos aprenden a seleccionar y discriminar información. El acceso a un buen número de fuentes y medios de comunicación, promueve y exige la alfabetización mediática de los estudiantes.

Promueve la competencia digital y la alfabetización mediática. La consulta de contenidos digitales y el uso de herramientas y aplicaciones online hace que los alumnos desarrollen la competencia digital de una forma sencilla y natural, y se familiaricen con la información difundida por los medios y su tratamiento y uso.

Desarrolla el pensamiento lógico y matemático. El lenguaje digital también comprende el lenguaje de programación, que se constituye como un nuevo “idioma” que deben conocer en el siglo XXI. Tener conocimientos básicos de código les permite trabajar conceptos matemáticos como las variables o las funciones, y resolver problemas aplicando la lógica y las matemáticas.

Permite trabajar las inteligencias múltiples. Gracias a la gran diversidad de recursos y herramientas digitales que existen, el docente puede desarrollar de manera sencilla las distintas inteligencias de sus alumnos: lingüística, lógico-matemática, kinestésica, musical, intrapersonal, interpersonal, naturalista y espacial.

Facilita el trabajo autónomo de los alumnos. Pone a disposición de los alumnos un mundo de información que ellos pueden consultar en cualquier momento, que les ayuda a resolver por sí mismos sus dudas, y que les permite autoevaluarse a través de distintas actividades y test autosolucionables.

Fomenta la creatividad. El alumno dispone de innumerables herramientas digitales que puede utilizar para crear todo y desarrollar todo tipo de productos o proyectos: webs, blogs, murales digitales, cronologías interactivas, entrevistas radiofónicas, vídeos, comic.

Fuente: www.aulaplaneta.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo