Lo más importante

Bolsas descartables: reclaman una “normativa seria”

Distintas entidades ecologistas y de supermercados insisten con evaluar alternativas para eliminar el plástico. Sostienen que el proyecto que avanza en el Concejo es de difícil implementación y dudoso resultado

0 Comentarios
0 Comentarios

Diferentes entidades locales insisten con la necesidad de discutir una “normativa seria” para avanzar en la eliminación de las bolsas de plástico descartables que entregan los supermercados al público.

El Taller Ecologista y la Cámara de Supermercados de Rosario (Casar) entregaron a la Comisión de Gobierno del Concejo una nota donde detallaron “los motivos por los que se objeta el proyecto aprobado por la Comisión de Ecología” durante el mes pasado.

En su lugar, proponen que se retome la discusión del proyecto elaborado por dichas entidades y que cuenta con diversos adherentes, donde se plantea “eliminar en un plazo determinado la entrega de bolsas descartables, luego de un período de transición y promoviendo en su reemplazo el uso de bolsas reutilizables y durables”.

Dicho proyecto fue presentado en noviembre del año pasado y cuenta con el consenso no sólo de las entidades mencionadas, sino también de cadenas de supermercados nacionales e internacionales y de otras organizaciones como el Taller de Comunicación Ambiental, la Asociación Amigos del Parque Urquiza y Cáritas, se detalló en un comunicado.

Sobre el proyecto aprobado, el Taller Ecologista y la Casar afirman que “no sirve a los fines de lograr una reducción significativa del uso de bolsas descartables, y presenta numerosos problemas de implementación”.

“El proyecto –sostienen– contiene el paradójico de que convierte en obligatorio la entrega de bolsas descartables. Hoy la entrega de bolsas es un acto basado en el uso y costumbre. A partir de esta norma y en base a su artículo 3 se establece la obligatoriedad de entregar hasta cuatro bolsas gratuitas por compra”, afirmó Verónica Solmi, de Casar.

Y agregó: “Hay una cantidad de dificultades de implementación del proyecto; la más importante tiene que ver con los conflictos que se generarán en las cajas por la entrega de un máximo de bolsas gratuitas y el cobro de las siguientes, algo que además es de difícil control. Las tensiones generadas recaerán en los empleados que están en las cajas, quienes pueden verse perjudicados por los conflictos con los clientes”.

Por su parte Mirko Moskat, del Taller Ecologista explicó que “aún si se pudieran resolver las dificultades de implementación planteadas, el proyecto no permitiría lograr una reducción significativa en la entrega de bolsas descartables”.

Por eso, señaló que “hay que tener en cuenta que las cuatro bolsas que se permitirían como máximo, al ser estandarizadas, es decir más grandes y gruesas, equivalen aproximadamente a ocho bolsas de las actuales. A su vez las cajas verdes sólo se podrían implementar en comercios que tengan al menos cuatro cajas habilitadas, quedando muchos fuera de esta exigencia”.

Sobre la entrega de bolsas de colores que también contempla el proyecto avalado en una instancia del Concejo, Moskat señaló que “entregar bolsas con colores no facilita la separación” sino que “genera confusiones, mayores costos y atenta contra la futura reducción de la entrega de bolsas”.

Por último ambas entidades señalaron la importancia de prever en el proyecto que se fomente la producción local de bolsas reutilizables generando posibilidades de trabajo en la ciudad, algo que fue omitido en el proyecto aprobado pero que estaba previsto en el presentado por estas entidades.

Lo que analiza el Concejo

Dos semanas atrás, la Comisión de Ecología del Concejo dio despacho a un proyecto que espera ser tratado en el recinto, y que establece que los supermercados, hipermercados y autoservicios sólo podrán entregar para el acarreo de sus ventas, dos bolsas plásticas de color negro y otras dos naranja por cliente de no más de 55x60 centímetros. Y que lleven, además, la leyenda “Reduzcamos el consumo de bolsas y separemos nuestros residuos”.

El cliente que necesite más de cuatro bolsas deberá pagar por ellas lo que señale el precio del mercado, actualmente unos 75 centavos. En ese sentido, una contrapropuesta del concejal Jorge Boasso plantea que sea el empresario, a través de una “Ecotasa”, quien costee las bolsas extra.

En caso de incumplimiento, la iniciativa contempla sanciones que van desde lo económico, hasta la clausura del local.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo