Lo más importante

Caso Ciccone: testigo clave dijo que la persiguieron por denunciar

Tras la confirmación de los procesamientos por la causa Ciccone, Laura Muñóz, quien denunció que su ex marido, Alejandro Vandenbroele, era testaferro de Boudou, manifestó que pasó por “momentos desesperantes, persecuciones y presiones”

0 Comentarios
0 Comentarios

Tras la decisión de la Cámara de Casación de la Justicia Federal de confirmar los procesamientos contra el vicepresidente Amado Boudou y el resto de los acusados en la causa Ciccone, la ex esposa de Alejandro Vandenbroele celebró la decisión y dijo que el gobierno está integrado por “mafiosos”. Además, señaló que en el momento en que denunció que su ex pareja era testaferro del por entonces ministro de Economía vivió “momentos desgraciados, persecuciones y presiones” y “no tenía a nadie que la proteja”.

En diálogo con el programa Radiópolis (Radio 2) que conduce Roberto Caferra, Laura Muñóz opinó que la decisión de la Cámara de Casación “es el camino correcto” porque el gobierno nacional está integrado por “mafiosos”. “Cada uno debe hacerse cargo de sus actos. Es la consecuencia de los hechos que cometieron. Yo estuve sola cuando denuncié esto y viví momentos desesperantes; no tenía a nadie que me ampare, que me crea ni que me cuide. Ahora muchas cosas están comprobadas, tengo custodia y el apoyo de gente allegada”, agregó.

La ex esposa de Vandenbroele, procesado en la causa Ciccone, confesó que antes de que el caso tome difusión en los medios ella le había contado la denuncia a un juez de Familia de Mendoza en una audiencia pública pero que en ese momento se “silenciaron” sus aportes a la Justicia.

“La corrupción mata a los más débiles. La sensación del miedo está latente, estamos gobernados por mafiosos”, sostuvo.

Por último, contó que tiene “visitas sentenciadas” con su exmarido y que en cada encuentro “hace o dice algo” para “herirla”. “Que la justicia justa, no la corrupta que tenemos muchas veces, determine si debe seguir preso”, finalizó.

Este jueves, e tribunal integrado por Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos, rechazó la apelación de la defensa del vicepresidente Amado Boudou y también ratificó los procesamientos resueltos por el juez Lijo sobre José María Núñez Carmona, Nicolás Ciccone, Alejandro Vandenbroele, Guido Forcieri y Rafael Resnick Brenner.

Después de aquella decisión en primera instancia, Boudou apeló en julio de 2014 y la resolución fue apoyada por la Sala I de la Cámara Federal. Los abogados defensores volvieron a plantear su queja pero ahora en Casación tuvieron un segundo revés.

Los cargos que impuso Lijo sobre Boudou son los de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública. Es que para el juez, el vicepresidente compró la empresa Ciccone Calcográfica a través del fondo The Old Fund cuando era ministro de Economía.

De la investigación se desprende que Boudou contó con la colaboración de su socio Núñez Carmona y del abogado Vandenbroele. En tanto, Nicolás Ciccone, dueño de la calcográfica, y su yerno Guillermo Reinwick fueron procesados porque le cedieron el 70 por ciento de las acciones de la compañía a cambio del levantamiento de la quiebra de la empresa, la aprobación del plan de pagos de la AFIP y la futura contratación de la imprenta por parte del Estado.

El magistrado cree que la firma The Old Fund fue adquirida solo con la finalidad de cobrar los más de 7 millones de pesos que pagó Formosa por el asesoramiento para la renegociación de la deuda provincial. Boudou era ministro de Economía por entonces.

El caso Ciccone salió a la luz partir de una entrevista radial a Laura Muñóz el 6 de febrero de 2012, donde lo acusaba de ser un testaferro de la empresa y denunciaba que el verdadero dueño era Amado Boudou. En ese momento, tanto Vandenbroele como el ahora vicepresidente negaron vínculos personales y comerciales.

Cargando audio...

Laura Muñoz (Radio 2)

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo