Lo más importante

¿Cómo reconocer una alergia al cloro?

Las reacciones alérgicas se producen de manera automática al salir del agua y mayoritariamente se caracterizan por provocar ojos llorosos, esto especialmente por la sensibilidad de este órgano
0 Comentarios
0 Comentarios

Entre los sistemas de depuración para piletas que más se utilizan se encuentra el uso del cloro. Esta sustancia debe ser renovada constantemente para que el agua se mantenga en buen estado. Aunque no se sabe con exactitud por qué, el cloro puede provocar alergia en quienes se exponen a él.

Esto podría ser principalmente por la agresividad de sus componentes, los que incluso pueden provocar irritaciones en el sistema respiratorio.

¿Cómo reconocer una alergia al cloro?

Las reacciones alérgicas se producen de manera automática al salir del agua y mayoritariamente se caracterizan por provocar ojos llorosos, esto especialmente por la sensibilidad de este órgano. Además, el cloro puede provocar hinchazón, dolor, enrojecimiento y ardor en esta zona. 

En casos más graves, incluso, puede haber caída de pestañas.

Asimismo, la piel seca es un claro síntoma de alergia al cloro. El área afectada se sentirá apretada, con picazón y puede enrojecerse, o a veces incluso escamarse.

Este síntoma se produce principalmente porque el cloro afecta el manto graso protector que mantiene la piel elástica e hidratada. A esto se le suma que puede haber erupciones que se traduzcan en fuertes comezones.

Por otra parte, cuando se está expuesto a altas cantidades de cloro se pueden sentir náuseas e incluso presentar vómitos. Si la persona ha tragado agua, la sensación de mareo puede ser más alta.

Es posible además que se presenten problemas respiratorios, esto reflejado en síntomas como el asma, tos, estornudos, sensación de opresión en el pecho, dificultad para respirar y, en casos extremos, sensación de asfixia.

Qué hacer frente a una alergia al cloro

En cuanto entramos en contacto con el cloro y observamos síntomas de alergia debemos quitarnos los restos de esta sustancia.

Así, es recomendable darse una ducha y luego aplicar una crema para recuperar la hidratación perdida.

También son de gran ayuda las compresas frías, ya que pueden aliviar la picazón y bajar la hinchazón. Otro tratamiento casero para bajar la intensidad de la picazón es la aplicación de aloe vera en la zona afectada.

Si las molestias persisten, es recomendable visitar directamente a un médico.

Fuente: saludactual.cl

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo