Tras el empate de Boca Juniors en La Plata que lo consagró campeón de la Superliga Argentina de Fútbol, los hinchas salieron a festejar. Las celebraciones se repitieron en varios puntos del país pero en Rosario se registró un episodio descontrolado y peligroso. Los fanáticos se subieron a los andamios del Monumento Nacional a la Bandera, que atraviesa obras, y desde allí descolgaron una bandera. Sobre la precaria estructura, se los vio saltar y cantar. El momento se difundió por Twitter.

Más información

Boca empató en La Plata y es bicampeón del fútbol argentino