El sospechoso de violar y asesinar a una nena de 11 años en Junín declaró que "no se acuerda de nada" pero reconoció que el día del crimen la chica estuvo en la quinta donde fue encontrado su cuerpo.

En un comunicado la Fiscalía General de Junín se informó que Carlos Varela "no aportó detalles con relación al hecho" y tras su breve declaración se le imputó el delito de homicidio agravado.

Sin embargo, según declaró el fiscal de la causa Sergio Terrín, el presunto asesino de 40 años, reconoció haber visto a Camila en el patio de la quinta, cerca del mediodía, cuando fue a darle de comer a los perros, un dato que sitúa a la niña dentro de la quinta, siendo Varela la única persona que estaba en el lugar.

"No entiendo en qué mente puede entrar lo que hizo"

El abuelo de Camila habló tras la movilización de 600 personas por las calles de Junín pidiendo justicia: "Es inexplicable lo que pasó".

Por su parte, Alejandra, la madre de la niña, apuntó a la dueña de la casa donde fue encontrado el cuerpo de su hija, y donde trabajaba el acusado de matarla, como responsable del crimen.

Más información

Crimen de Camila: sospechoso tenía tres cuentas de Facebook con contactos de menores

El crimen de una niña de 11 años conmueve a Junín