“En general, no vemos cuadros típicos de golpe de calor en Rosario”

El secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana, dialogó con Todavía no es tarde, por Radio 2. Brindó consejos para enfrentar los alertas por altas temperaturas y los cuadros de deshidratación. Además, advirtió que ya se puede obtener un certificado médico pre deportivo de manera más sencilla. La entrevista
     Comentarios
     Comentarios

El secretario de Salud Pública de Rosario, Leonardo Caruana, participó este domingo del programa Todavía no es tarde, desde el estudio de Radio 2. El diálogo con el periodista Daniel De Paola, brindó recomendaciones para enfrentar los días de calor intenso. Asimismo, hizo un llamado de atención para quienes practican deportes aún cuando hay alertas amarillos o naranjas y brindó algunos consejos para evitar la deshidratación.

En el marco de la charla, advirtió que ya se puede obtener un certificado médico pre deportivo de manera más sencilla.

También avanzó sobre los problemas de “mal nutrición” actuales e informó sobre un nuevo convenio para la detección temprana del autismo.

A partir de las altas temperaturas que se sintieron en la ciudad en los últimos días, Caruana aseguró que “si cada uno de los vecinos toma algunos recaudos se puede prevenir el estado más grave del golpe de calor” que es cuando “se pierde la capacidad de regular la temperatura, se produce somnolencia o depresión del sensor”.

Es más,explicó que por el momento no hubo casos extremos de este tipo de evento. “En general no vemos cuadros típicos de golpe de calor”, manifestó.

“Cuando tenemos 30 grados de temperatura después de las 19, está contraindicado el deporte. Los riesgos a tener calambres por la deshidratación es mucho más frecuente y se sugiere salir a caminar pero no trotar ni correr –recomendó–. Hay que tomar agua antes, durante y después del ejercicio”.

Con respecto al consumo de agua, hizo hincapié en que lo importante es beber de dos a tres litros de agua sola por día, luego todo lo que sea mate o bebidas gaseosas debe ser sólo un complemento.

“Hay una solución casera para estos días de tanto calor. Preparar en un litro de agua fría, media cucharadita de sal, media cucharadita de bicarbonato, tres cucharadas soperas de azúcar y el jugo de un pomelo, naranja o limón. Ese litro de agua queda saborizado y con eso reponemos líquido. Es rico y tiene lo que se pierde por transpiración”, detalló.

Caruana explicó también que ya se puede obtener un certificado pre deportivo de manera más fácil. “Encontramos un camino que es ponernos de acuerdo con las instituciones médicas, con el Colegio médico, con todas las áreas que tiene que ver con salud cardiovascular, con clubes y áreas de deporte federado, para la instalación de un certificado simple y sencillo que con doce preguntas de antecedentes, un buen examen físico y un electrocardiograma ya está preparado para hacer deportes”, expresó.

Y agregó: “Este certificado básico se lo puede hacer en cualquier lugar público o privado. Se establecen para hacer ejercicio, responsable y sin riesgo”.

Otro aspecto del cual se habló en la mañana de domingo es de los problemas de “mal nutrición” que hay en la actualidad.

“Así como antes veíamos en pediatría la desnutrición, hoy vemos cuadros de sobrepeso. Y tiene que ver con estos modos de vida y forma de organización de la sociedad que hace que la industrialización de los alimentos las comidas rápidos sean estructurales. Y por otro lado el tiempo y las posibilidades de hacer otras cosas quedan en un segundo lugar. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas son las nuevas epidemias de esta época. Hoy, las epidemias o las pandemias son las enfermedades crónicas ligadas a estos modos de vida”, reflexionó el funcionario.

Por último, reveló la importancia que tiene la forma de un nuevo convenio para la detección temprana del autismo: “Ya estamos trabajando en un método que es la detección no sólo por el neurólogo sino que se trabajen todos los problemas de desarrollo. Antes veíamos en un niño el crecimiento, las variables cuantitativas, pero se dejaban de lado las habilidades y el desarrollo psicomotriz. Hoy trabajamos con las madres y niños en relación a alertar ante pequeñas alteraciones que puede dar indicio de un trastorno generalizado del desarrollo”.

Comentarios