A pocas horas del 8 de agosto, día en que se espera que el Senado de la Nación trate el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) que obtuvo media sanción en la cámara de Diputados, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocaron a una conferencia de prensa para pedir garantías de “institucionalidad” a los legisladores a fin de que garanticen el debate. También se darán detalles de la vigilia que se prepara en las inmediaciones del Congreso de parte de las denominadas “verdes”.

Consulada por el programa Radiópolis (Radio 2), la referente de la campaña y también integrante de Católicas por el Derecho a Decidir, Yeny Durán, se mostró esperanzada acerca del destino de la iniciativa a la que los diputados de la Nación dieron luz verde el 14 de junio pasado. Sin embargo, advirtió que deberán tenerse en cuenta modificaciones para que prospere. “La mayor cantidad de firmas la concentra hoy un documento que el pasado 1 de agosto cosechó 26 firmas de senadores y senadoras, es la intención de una mayoría que nos da una luz de esperanza para tratar de juntar todas las voluntades para que salga la ley”, señaló.

“Esto es lo que se demostró, la necesidad de cambios, fue un trabajo de muchas horas para plantear este documento que es el que junta más firmas con esas modificaciones”, continuó. “El proyecto de Diputados es perfectible, es una excelente instrumento para que sea ley el aborto en Argentina, abre una luz de esperanza para legalizar”, resaltó.

Este 8 de agosto el proyecto de aborto legal que fue salió de Diputados llega al recinto del Senado sin dictamen, ni de mayoría, ni de minoría. El pasado miércoles, en el plenario de comisiones de Salud, Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales los "celestes" dejaron sin dictamen de mayoría a los "verdes". De esta forma, el proyecto con modificaciones que habían consensuado los senadores por el "sí" en lugar de imponerse con mayoría simple por sobre otro dictamen, necesitaba la mayoría de cada una de las comisiones. Se abrió entonces un debate reglamentario sobre cómo se garantiza el dictamen, si con la mayoría de los votos de cada miembro de las comisiones o bien, con la mitad más uno del conjunto de los integrantes de las comisiones participantes.

Finalmente, se acordó por una moción de preferencia que el proyecto del aborto legal se iba a tratar en el recinto el 8 de agosto hubiera o no dictamen. Por lo tanto, se entiende que hay un acuerdo político previo y tácito para garantizar el tratamiento. Cuando un proyecto no tiene dictamen, debe habilitarse su tratamiento en el recinto sobre tablas con los dos tercios de los votos.

Posibilidades

Existen varias alternativas en relación a lo que suceda en el recinto de la cámara alta el próximo miércoles. Una de las posibilidades es que una vez que se apruebe el tratamiento, los que apoyan la legalización introduzcan una moción para debatir en el recinto las diferencias de criterio que hubo en el plenario de comisiones – establecer qué artículo del reglamento era el válido, si el 105 o el 180–, y poner sobre la mesa el proyecto con modificaciones.

Si los "verdes" llegan al miércoles con más de 31 votos, pero no pueden imponer el tratamiento del proyecto con modificaciones desde un principio, les queda convencer a los senadores que sólo estaban dispuestos a apoyar un texto con cambios de votar la norma en general, así una vez aprobada con su media sanción poder introducirle los cambios en particular, artículo por artículo. En consecuencia, el proyecto deberá ser revisado en Diputados. En este caso, con mayoría simple, la Cámara baja puede dar el visto bueno a la iniciativa con los cambios propuestos por los senadores o volver a ratificar el texto inicial, con una mayoría igual o superior a la del Senado.

Finalmente, si el proyecto votado en Diputados fracasa en Senadores, recién podrá volver a ser presentado el año que viene, aunque se estima que con la misma composición del Congreso tendrá más chances de salir si vuelve a tratarse en 2020.

Perotti

Ayer se conoció el cambio de postura de la senadora Silvina García Larraburu (FpV-PJ) que finalmente anunció que no votará a favor con lo cual asciende a 37 los oponentes del proyecto IVE.

Aún queda un indeciso, el tucumano José Alperovich y se anunció la abstención de la neuquina Lucila Crexell. En tanto, la puntana María Eugenia Catalfamo no estaría presente.

Perotti jugó finalmente presentando un nuevo proyecto que se concentra en la despenalización y busca convertir en ley las disposiciones del fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia. Sólo concede el aborto en tres casos "si está en riesgo la vida o la salud física o mental de la mujer o persona gestante", si el embarazo "es producto de un abuso sexual, con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la mujer o persona gestante ante el/la profesional de salud interviniente" y si "se diagnosticara la inviabilidad de la vida extrauterina del feto".

Durán consideró al respecto: “Debe estar pensando en la presión que recibe de la sociedad santafesina. Está tanteando a la sociedad, entendemos que quiere ser gobernador y tiene una actitud especuladora”, manifestó.

Más información

Aborto legal: senadora cambió de posición y votará en contra

Una alfombra verde en el Monumento para pedir al Senado que el aborto legal sea ley

Acto de iglesias evangelistas colmó el Obelisco contra el aborto legal

Aborto: no hubo dictamen en el plenario de comisiones del Senado