Elías dormía en la planta de abajo con su hermana mayor y su sobrino cuando el calor, el humo y los gritos lo apuraron escaleras arriba. Su mamá, Rosa, estaba embarazada. Se adentró en el fuego pero no pudo salir ni ayudar a ninguna. Los Bomberos encontraron los cuatro cuerpos cuando apagaron las llamas. Tenía 17 años. Sus hermanitas, 8 y 9.

Carlos Ríos es el papá de Rosa, todavía en shock, habló con El Tres. Se enteró de lo ocurrido este viernes apenas se despertó, a eso de las siete. El incendio se produjo cerca de las 5.

A partir del relato de su nieta mayor, contó cómo se desató la tragedia. La víspera, los sorprendió un corte de luz y dejaron encendida una vela en la zona del lavadero, cerca de la escalera. Creen que esa llama tomó contacto con la ropa y comenzó a trepar a la planta alta, donde dormían su hija Rosa y sus nietas Lilian y Xiomara.

En la planta baja descansaban su nieta mayor y Elías y su bisnieto, un bebé de 2 años. Se despertaron sobresaltados –continuó– y Elías corrió escaleras arriba para ayudar a su mamá y sus hermanitas. Los cuatro murieron en la planta alta.

Los Bomberos tardaron en acceder porque el lugar estaba electrificado y las ventanas que daban a la vereda, enrrejadas. Cuando apagaron las llamas, encontraron los cuerpos. Esto contó Jorge Zapatero, de Bomberos Zapadores.

Más información

Una embarazada y tres chicos murieron en trágico incendio en zona suroeste